HISTÓRICO
Gobierno da vía libre a la Cruza Roja para iniciar el operativo de liberación
Redacción elcolombiano.com y Colprensa | Publicado el 03 de febrero de 2013

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, dio vía libre al Comité de la Cruz Roja Internacional (Cicr) y Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), los cuales estaban a la espera de una autorización para actuar como intermediarios en la liberación de los policías secuestrados por las Farc en el Valle del Cauca y el soldado secuestrado en Nariño.

"El Ministerio de Defensa ya tiene instrucciones para coordinar con Cicr liberación de policías", indicó el Jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

Los agentes de Policía Cristian Yate Sánchez y Víctor Alfonso González, además del soldado Josué Álvarez Meneses, fueron secuestrados el pasado 25 de enero, en zona rural entre los municipios de Florida y Pradera (Valle del Cauca). Por su parte, según las Farc, el soldado fue "capturado" el pasado martes en Policarpa (Nariño), durante un enfrentamiento con el Ejército, el mismo en el que murieron cuatro soldados más y otros dos resultaron heridos.

Carlos Lozano, director de Semanario Voz y miembro de CCP, indicó que no se va a modificar el protocolo con respecto a anteriores liberaciones. "No creo que sea necesaria la mediación de otro país, el protocolo es el mismo, Colombianos y Colombianas por La Paz y el CICR integran la misión humanitaria, pero el transporte yo creo que se le puede solicitar a Brasil, que en ocasiones anteriores ha participado no como mediador, ni facilitador, sino apoyando la logística”, añadió.
 
Lo que ha expresado el Cicr, hasta el momento, es que ese organismo está dispuesto a facilitar sus servicios humanitarios. “El Cicr tiene efectivamente conocimiento de la solicitud de las Farc y como siempre estamos dispuestos a facilitar nuestros servicios humanitarios, como un intermediario neutral para que se pueda concretar este anuncio”, dijo María Cristina Rivera integrante del Cicr.
 
Los familiares de los uniformados están esperanzados con que se pueda consolidar la misión humanitaria y que no se recurra a una ofensiva militar, pues se pondría en riesgo la vida de los dos policías y el soldado.