HISTÓRICO
El Gobierno pone en jaque al fútbol
  • Juan Antonio SánchezA las deudas cercanas a 1.000 millones de pesos que los clubes le deben a la Dimayor, se suma una serie de irregularidades de los entes que orientan el fútbol profesional y aficionado en Colombia. La investigación del Gobierno va en serio.
    Juan Antonio Sánchez
    A las deudas cercanas a 1.000 millones de pesos que los clubes le deben a la Dimayor, se suma una serie de irregularidades de los entes que orientan el fútbol profesional y aficionado en Colombia. La investigación del Gobierno va en serio.

  • Manejo de dineros y carencia de planes, en la mira del Ejecutivo.
  • Involucra tanto al balompié aficionado como al profesional.
  • Coldeportes reveló informe que evidencia las irregularidades.
Colprensa, Bogotá

Problemas en el manejo de dineros y en la rendición de cuentas; pago de millonarias indemnizaciones ocasionadas por negligencia de algunos dirigentes y ausencia de un plan de desarrollo deportivo son, entre otros, algunos de los 18 cargos que el Gobierno contempla en un informe elaborado por Coldeportes, en la investigación abierta al fútbol profesional y a la división aficionada del mismo deporte.

En el caso de la división aficionado el Gobierno encontró que la Difútbol no tiene a la fecha, a la luz de la ley, ninguna liga afiliada. "Sin embargo, realizaron asamblea el 18 de noviembre de 2003, aprobando estados financieros de 2002 y presupuesto de 2004". Por eso, Coldeportes estima que "la asamblea es ineficaz, en razón a que se realizó con voz y voto de ligas no afiliadas. Lo que conlleva a que los estados financieros aprobados en dicha asamblea y el presupuesto no tienen validez".

En la mayoría de las observaciones hechas a la Federación Colombiana de Fútbol (Colfútbol), los descargos presentados por la entidad no convencieron al Gobierno. A continuación, algunos puntos de la evaluación hecha por Coldeportes:

Pólizas de seguros: la investigación encontró que en la Federación "no existe ningún reglamento que establezca el proceso para el manejo de gastos por desplazamientos a otros países, como tampoco existen informes escritos de la labor realizada". En ese sentido, la comisión encontró, por ejemplo, que se entregaron dineros en la vigencia 2003 por un monto de 2.105 millones de pesos para labores propias de la Federación a personas como Gustavo Moreno Jaramillo, tesorero de Colfútbol ($915 millones), Álvaro González Alzate, presidente de la Difútbol ($331 millones) y María Celina Sierra, secretaria ejecutiva de la Federación ($439 millones). Esos dineros, en su gran mayoría están legalizados.

La conclusión de Coldeportes es: "La función del tesorero respecto de la custodia y manejo de los fondos no ha sido la más adecuada".

Falta de procesos y procedimientos: frente a los $8.732 millones de gastos efectuados hasta noviembre 30 de 2003, los investigadores se mostraron sorprendidos por la falta de un procedimiento escrito que evalúe el cumplimiento de las actividades programadas.

Colfútbol dijo que "si bien no existía un manual de procedimiento ha sido sana costumbre de quienes manejan dineros por concepto de viáticos y otros, presentar una relación de la forma como fue invertida la correspondiente partida con sus soportes". Frente a la evaluación de la eficiencia respondió que "dados los resultados de las selecciones Colombia de mayores, sub 17, sub 20 entre otras, la eficiencia en la utilización de los recursos está más que probada".

Chiqui y Maturana
Contratos laborales: Coldeportes constató que no existió contrato escrito con el técnico Luis Augusto García para dirigir la Selección Colombia de mayores. Situación que se convirtió en relación laboral a término indefinido, lo que obligó a la Federación a pagarle al estratega una indemnización de 400 millones de pesos. Otros pago de indemnización fue a Francisco Maturana por 33 millones de pesos.

En sus descargos la Fedefútbol dice que cuando se elaboró el contrato con García "se planteó la elaboración de un contrato a término indefinido por 50 millones de salario mensuales, premio y viáticos dobles y 300 millones en caso de rescindirse el contrato", puntos que no fueron aceptados por García. No obstante el técnico se mantuvo al frente del equipo hasta cuando se decidió prescindir de sus servicios ante los malos resultados en la eliminatoria. García pidió una indemnización de 1.000 millones de pesos, pero al finales concilió por 400 millones. La Federación califica el hecho como aislado, frente al hecho de tener 24 personas vinculadas con contrato de trabajo. Coldeportes considera que esa situación generó un detrimento patrimonial en la Federación.

Presupuesto: "No se evidencia aprobación en actas de asamblea general de la Federación de los presupuestos de los años 2001, 2002 y 2003".

Colfútbol dice que para las asambleas se presentaba un paquete financiera que incluía todos los aspectos relacionados con el balance general, el patrimonio, el informe del revisor fiscal y otros más. Coldeportes dice que esa respuesta no desvirtúa la observación realizada.

Plan de desarrollo y plan de acción: La auditoria concluye que no hay "evidencia escrita de la existencia y puesta en conocimiento de la Asamblea del plan de desarrollo del actual comité ejecutivo como tampoco de los planes de acción de cada año". La Federación respondió que teniendo en cuenta la importancia de ese plan "ha preparado el mismo "para la aprobación en la asamblea a celebrarse el 26 de marzo".

Demandas: Colfútbol tiene dos procesos ejecutivos en su contra. Uno, de la sociedad copa LLC en liquidación, con pretensiones 208 millones de pesos más intereses; y otros por 250 mil dólares. Además, el Banco de Crédito y Desarrollo Social Megabanco S.A. y comercializadora Cupocrédito S.A., con pretensiones que ascienden a los 4.000 millones.

En este punto, Colfútbol respondió que en los procesos de LLC y Megabanco el 30 de diciembre de 2003 se constituyeron las respectivas provisiones para el pago de las deudas. El Gobierno acepta la respuesta.

No cobro de salida de jugadores profesionales fuera del país: Colfútbol no registra en el mes correspondiente el ingreso de dineros por concepto de la transferencia de jugadores al exterior, cuya cuantía se fija en un salario mínimo legal vigente. La entidad responde que así lo decidió el Comité Ejecutivo. Coldeportes dice que este punto sólo lo puede resolver la Asamblea.

Manejos bancarios: Los investigadores dejaron planteados diversos interrogantes en torno al tema de extractos bancarios en dólares, ayuda financiera de Fifa, anulación de consignaciones, cuentas sin conciliación, entre otros. En la mayoría de los casos las respuestas no dejó satisfecho al Gobierno.

No existen conciliaciones bancarias desde 1999 a 2003: La Federación adjuntó las citadas conciliaciones pero el Gobierno desestimó las pruebas aportadas por cuanto considera que "la conciliación bancaria es mecanismo de control que no se está realizando de forma mensual".

Manejo de 1 millón de dólares otorgado por la Fifa para el período 1999-2002: Los investigadores piden aclarar la forma como se invirtieron esos recursos. La Federación se remitió al reglamento sobre la concesión de la ayuda financiera de la Fifa a sus afiliados, que destina esos fondos, entre otros, al fomento del fútbol juvenil. El Gobierno considera que esos eventos no están enmarcados en un plan de desarrollo del fútbol.

Inexistencia de controles internos sobre manejo de cuentas bancarias en moneda extranjera: De nuevo la Federación se refiere al retraso de los extractos por parte de la Fifa. El Gobierno considera que ese argumento no es válido para justificar esa situación.

Gastos de participación de la selección Colombia: Se tomó como caso el Suramericano sub 20 de Uruguay entre el 5 y el 28 de enero de 2003 en Uruguay. Se concluyó que la Fedefútbol no cuenta con un manual de procedimiento "para el control, y manejo de los recursos que se utilizan por concepto de pago de viáticos a directivos, cuerpo técnico, jugadores, impuestos, hoteles y demás gastos en este tipo de eventos.

Pagos al Comité Olímpico Colombiano: Se relacionan pagos por 5.934 dólares por concepto de la estadía de la Selección Colombia en los Centroamericanos de San Salvador y 1.000 dólares de viáticos para Óscar Astudillo, presidente de la Federación por concepto de su permanencia en Panamá entre 29 y 30 de diciembre de 2002, para negociación con la ropa deportiva Lotto.

Gobierno nombra un grupo élite
El Gobierno Nacional conformó ayer un grupo élite que tendrá la misión de hacer un seguimiento a los movimientos contables que se efectúen en el fútbol profesional y aficionado de Colombia. El organismo estará integrado por funcionarios del Instituto Colombiano de la Juventud y el Deporte, Coldeportes; la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), de la Superintendencia Bancaria y de la Superintendencia de Sociedades. Entre los objetivos del grupo élite, que comenzará a operar el 1° de abril, está el de realizar un detenido estudio de las cuentas de la Federación Colombiana de Fútbol en el exterior, según EFE.