HISTÓRICO
Golpe letal a V Frente de las Farc
Por CARLOS ALBERTO GIRALDO | Publicado el 02 de enero de 2013
Desde Efraín Guzmán hasta Iván Márquez, y desde la hoy desmovilizada "Karina" hasta el aún alzado en armas alias "Manteco", han pasado por el 5° frente de las Farc, una estructura guerrillera vieja y belicosa que la madrugada del 31 de diciembre recibió otro golpe por parte de la Fuerza Aérea Colombiana: un bombardeo que dejó 14 insurgentes muertos.

Hay, según las informaciones de inteligencia militar y policial, dos elementos que resaltar tras la Operación Fortuna:

La ubicación, casi quirúrgica, del campamento en medio de la selva rala que separa a los municipios de Chigorodó y Mutatá. Y la neutralización de una estructura que realizaba una reunión para reorganizarse y atacar, muy seguramente, tras el fin de la tregua de Navidad que ordenó a sus frentes en todo el país la cúpula fariana, desde Cuba.

Se trata de un "positivo militar" contra una de las células guerrilleras más belicosas, en una zona estratégica como el Eje Bananero, que además linda con el corredor que va desde la Serranía de Abibe y cruza siguiendo la ruta del Río Sucio hasta el Atrato Medio.

Ayer el presidente Juan Manuel Santos destacó la operación, que dejó 14 insurgentes abatidos y 13 fusiles incautados. Se cerró el año con "un golpe a las Farc muy contundente".

A ello se suma, según lo aseguró el director nacional de la Policía, general José Roberto León Riaño, que el ataque de la aviación oficial hirió a la jefe de la columna María Elda Ramírez, alias "Mayerly", quien huye al parecer en compañía de apenas uno de sus hombres.

Para León Riaño, tras la dureza del ataque, una posterior interceptación de las comunicaciones revela que "Mayerly" se encuentra "mal" y que no encuentra "por dónde salir", lo cual podría desembocar en los próximos días en su captura o en su entrega a las autoridades.

Este golpe, además de menguar al 5° frente de las Farc en la región de Urabá, significa según los oficiales un revés para el tráfico de armas y coca en los alrededores del golfo, que controlan, en parte, alias "Mayerly" y otro insurgente apodado "El Coste", quien sería su compañero sentimental.

Espadas y honores
Esta acción y otras más a lo largo de 2012, algunas demoledoras por las cargas de explosivos que lanzan los aviones Supertucano de la FAC, hacen parte de la fase militar contrainsurgente que el gobierno Santos denominó Espada de Honor.

A juicio de analistas, se trata de una ofensiva que obligó el repliegue de las Farc a zonas de alta montaña, en pequeñas unidades apenas capaces de emboscadas y actos terroristas n