HISTÓRICO
Gonzalo Restrepo: siempre hay que tener un ojo en el hoy y otro en el mañana
Juan Felipe Sierra | Publicado el 19 de febrero de 2013

Gonzalo Restrepo López, lideró al mayor empleador del país con más de 50.000 puestos de trabajo generados, ventas por 4,8 billones de pesos en el primer semestre de 2012 y con mayor expansión internacional en Uruguay, es claro al afirmar que no puede dejar de soñar pero blindándose de los errores cometidos.

¿Por qué muchas personas le temen a la competencia del retail? 
“Porque no conocemos un solo caso en el que la competencia no haya mejorado a un jugador ya presente. La mejor forma de perpetuarse en la ineficiencia es no tener competencia. ¿Contra qué nos mediríamos entonces?”

¿Cómo son los franceses de socios y como personas?
“Exigentes, precisos, formales y exploradores. No hablan de lo que no saben y todo lo estudian  a fondo. Tengo allí a algunos de mis mejores amigos”.

Cuando hay tanta inmediatez y todo va tan rápido, ¿cómo cimentar una cultura organizacional sólida?
“El mundo se ha vuelto mediático e inmediatista. Lucho todos los días por no dejarme picar de ese virus. Uno no puede cosechar al tiempo que siembra. El trabajo de un administrador es también el lograr la sostenibilidad de su empresa a largo plazo. Es posible que se gane menos durante las épocas de  siembra intensas, pero sin ellas no hay futuro. Siempre hay que tener un ojo en el hoy y otro en el mañana”.

¿Considera que la crisis de la zona euro nos afectará o será algo pasajero?
“Es imposible que no nos afecte. Pero somos uno de los países mejor preparados de la región. Y como todo es relativo a la posición de los demás, seguiremos siendo foco de inversión y de atracción si manejamos las cosas con juicio. Hay que mantener la dinámica con una política monetaria adecuada, pero más que eso, con impulso a las grandes obras públicas y mucho apoyo a la iniciativa privada”.

Usted que tiene estrechos vínculos con Francia (su esposa Helene es de familia francesa), ¿cómo viven ellos la crisis?
“Nosotros somos una nación muy joven. Ellos han experimentado más crisis y por eso en momentos como este sus ciudadanos son muy prudentes. Como país están mucho menos mal que otros en la misma zona y han reconocido que el reto es de gran envergadura. Creo que es una nación tan culta que van a superarlo aunque ello tome tiempo”.

¿Cuál es el secreto que usted recomienda para aprender más idiomas?
“Que empiecen muy jóvenes. Yo solo pude a medias pues me interesé ya muy viejo, a los 18 años. Cada idioma es una riqueza puesto que es la llave para aprender a mirar el mundo con la mentalidad y la formación cultural del otro”.

¿Qué ejercicio practica usted para salir de la rutina diaria?
“Voy a gimnasio dos o tres veces a la semana, contemplo mi bicicleta subiendo 8 kilómetros o haciendo 25 kilómetros planos una o dos veces, y muy  de vez en cuando voy a jugar golf. Esto no lo hago muy a menudo pues requiere mucho tiempo”