HISTÓRICO
Estado alemán multa a Google por violación de datos de Street View
Reuters | Publicado el 22 de abril de 2013

Un regulador alemán de la privacidad multó a Google por grabar ilegalmente datos captados de redes Wifi mientras se tomaban fotografías para el servicio Street View.

Las camionetas Street View de Google recogieron grandes cantidades de datos personales como correos electrónicos, contraseñas, fotos y protocolos de conversación en línea, dijo el comisario para la protección de datos y libertad de información de Hamburgo, Johannes Caspar.

Caspar multó a Google con 145.000 euros (unos 189.700 dólares), cerca del máximo de 150.000 euros permitidos bajo su mandato, aunque un monto ínfimo para el principal motor de búsquedas, que posee un valor de mercado de unos 260.000 millones de dólares.

"Casos como este dejan en claro que las sanciones provistas por la Ley Federal de Protección de Datos son totalmente inadecuadas para el castigo de las violaciones graves de la protección de datos", dijo Caspar en un comunicado.

Google dijo que no apelaría la multa.

Antecedentes
La historia de la Gestapo Nazi y la policía secreta de Alemania del Este, conocida como Stasi, ha dejado a muchos alemanes especialmente sensibles por cuestiones relacionadas con la invasión a la privacidad.

Google dijo que recibió más de 244.00 pedidos dos años atrás para que elimine casas de Street View, que permite a los usuarios a realizar "caminatas"  virtuales a través de las calles mediante el uso de sus computadoras.

Caspar dijo que Google confirmó que entre 2008 y 2010 no  solo sacó fotografías de las casas para Street View sino que también escaneó redes inalámbricas dentro del alcance y almacenó los datos.

Google ha eliminado los datos que recolectó, dijo el regulador en su comunicado.

"Este es uno de los casos más serios de violación de las regulaciones de la protección de datos que ha salido a la luz hasta el momento", remarcó.

Peter Fleischer, abogado de Google para casos de privacidad, dijo en un comunicado que los líderes del proyecto nunca quisieron recabar datos y destacó que no los utilizaron y ni siquiera los miraron.

"En Google trabajamos duro en temas de privacidad", señaló. "Pero en este caso no lo hicimos,  motivo por el cual estamos  ajustando nuestros sistemas para abordar el problema".

El año pasado, Caspar investigó las políticas de Facebook  respecto a la retención y eliminación de datos y el nivel de control que los usuarios poseen sobre la información. La investigación fue cerrada este año después de que la empresa cambió sus políticas.