HISTÓRICO
Hoy arranca la Colombia del Libre Comercio con E.U.
  • Hoy arranca la Colombia del Libre Comercio con E.U. | FOTO ARCHIVO
    Hoy arranca la Colombia del Libre Comercio con E.U. | FOTO ARCHIVO
Por GUSTAVO GALLO MACHADO | Publicado el 14 de mayo de 2012

Miedos, esperanzas, ilusiones, expectativas..., todas reunidas en cuatro palabras y tres letras: Tratado de Libre Comercio (TLC). Parecía que nunca llegaría la aplicación del acuerdo firmado por Colombia y Estados Unidos en noviembre de 2006 y ratificado ayer por el presidente Obama.

Que son economías complementarias, que se generarán puestos de trabajo en las dos naciones, que Colombia quedará más desprotegida... Y el rosario de quejas y pronunciamientos es tan largo como el constante traspié que sufrió el tratado desde que empezó a negociarse, en noviembre de 2003.

Como reza el dicho, las comparaciones son odiosas, pero pueden ayudar a resolver parte de esas dudas: el Producto Interno Bruto (PIB) colombiano de 2011 fue de 440 mil millones de dólares y el de Estados Unidos alcanzó los 15 billones de dólares de los nuestros (trillones de los estadounidenses), es decir, que fue 33 veces mayor; el PIB per cápita del país alcanzó los 9.593 dólares, mientras que el de los norteamericanos sumó 46.860 dólares, o sea, cinco veces más alto.

En población también nos ganan: ellos son 310 millones y nosotros, 46 millones; en investigación y desarrollo E.U. invierte el 2,79 por ciento del PIB mientras Colombia apenas llega al 0,16 por ciento; los gringos tienen 802 carros por cada 1.000 habitantes mientras que en el país esa misma medición es de 71 vehículos; el nivel de abonados a internet es de 5,60 por cada 100 habitantes, mientras en la tierra del Tío Sam es de 27,71.

Y la lista podría seguir, favorable siempre a los norteamericanos.

¿Y entonces qué gana Colombia al negociar con la primera economía del mundo? El presidente Juan Manuel Santos calculó en octubre del año pasado, cuando Barack Obama dio el visto bueno al TLC, que por este acuerdo se crearían 300.000 nuevos puestos de trabajo, "de calidad y bien remunerados", cifra que el propio mandatario elevó a 380.000 hace apenas tres semanas.

Según estimativos del Gobierno, las exportaciones colombianas crecerán un 6 por ciento con la entrada en vigor del TLC, ya que podrán ingresar a Estados Unidos sin aranceles unas 6.000 partidas de productos colombianos. Además, una primera estimación indica que el acuerdo le aporta entre 0,5 y uno por ciento más en promedio al crecimiento de la economía nacional, es decir, hasta 290.000 millones de dólares, lo equivale a un punto del PIB anual.

Además, aproximadamente el 80 por ciento de las ventas estadounidenses a Colombia quedará libre de impuestos y eso beneficiará especialmente a sectores como el maderero, la construcción, las autopartes, los fertilizantes o agroquímicos, y a la industria y la tecnología.

No todos ganan...
Pero no todos los rubros de la economía se beneficiarán del acuerdo. El sector arrocero, del que viven más de 500.000 familias, y el avícola, entre otros, temen consecuencias negativas, debido a la llegada masiva de productos norteamericanos en estos sectores. Otros, en cambio, están de fiesta, ante la llegada al país que registra importaciones anuales superiores a los 2 mil 200 billones de dólares.

Tuvieron que pasar dos administraciones (la de George W. Bushy Barack Obama en E.U. y las de Álvaro Uribe Vélezy Juan Manuel Santos en Colombia), para que el país se convirtiera en la nación número 19 en tener un TLC con el gigante norteamericano, el décimo en América Latina.

Lo que se diga sobre el futuro y las consecuencias del acuerdo es prematuro. Solo el tiempo y el dinamismo del intercambio comercial responderán. Lo cierto es que ya hay TLC y hoy arranca una nueva era en la historia económica y comercial de Colombia.