HISTÓRICO
Icbf ha encontrado a 951 huérfanos del conflicto
Por CLARA ISABEL VÉLEZ RINCÓN | Publicado el 26 de febrero de 2013
Antioquia, Casanare y Nariño han sido los primeros escenarios de una particular búsqueda del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf): la de niños hijos de personas asesinadas o desaparecidas a causa del conflicto armado.

El objetivo de esta búsqueda, dijo Diego Molano, director del Icbf, es reconocerlos como víctimas del conflicto y garantizar una reparación integral para ellos y para sus familias.

Hasta ayer, se había logrado la identificación de 951 niños y adolescentes. Algunos de ellos padecen de estrés postraumático, otros tienen dificultades para crear lazos con sus familiares o el padre que sobrevivió.

En Antioquia, las unidades móviles del Icbf han identificado 526 huérfanos: 164 en El Bagre; 135 en San Francisco, 118 en Granada y 109 más en San Carlos. Ya se hizo el proceso de verificación de derechos en 279 de los casos y próximamente se iniciará la búsqueda en la ciudad de Medellín.

En Casanare se han identificado y atendido 65 niños, niñas y adolescentes huérfanos del conflicto. De ellos, 31 ya son sujetos en procesos de restitución de tierras.

En el caso de Nariño, la búsqueda comenzó por la comunidad Awa, una de las más afectadas por la incursión de grupos armados. Se han identificado 360 huérfanos.

¿Pero cuáles son los derechos que se busca restablecer? Algunos de estos menores son víctimas de desplazamiento forzado y sus padres, muertos por los actores armados, eran dueños de tierras.

Por eso, Ricardo Sabogal, director de la Unidad de Restitución de Tierras, señaló que estos niños son beneficiarios de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, algo que ni el mismo Estado había considerado hasta que aparecieron estos huérfanos.