HISTÓRICO
Iglesia pide objeción de conciencia en matrimonios entre parejas del mismo sexo
  • El Cardenal Ruben Salazar Gómez se pronunció sobre la decisión de la Corte Constitucional. FOTO COLPRENSA
    El Cardenal Ruben Salazar Gómez se pronunció sobre la decisión de la Corte Constitucional. FOTO COLPRENSA
Colprensa | Publicado el 18 de junio de 2013

La Iglesia católica colombiana les hizo un llamado a jueces y notarios del país para que acudan a la figura de objeción de conciencia frente a las uniones entre parejas del mismo sexo a partir de este jueves 20 de junio.

Así lo manifestó monseñor Rubén Salazar Gómez, presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, quien además recalcó que la única familia constituida y reconocida debe ser entre un hombre y una mujer.

El Episcopado, igualmente, fue claro en que es necesario “oponerse de forma categórica a cualquier reconocimiento jurídico de las uniones homosexuales que conduzcan a la equiparación con el matrimonio”.

El prelado aseguró que la objeción de conciencia es un derecho adquirido por la Constitución, y por lo tanto, todos los ciudadanos, incluidos los notarios, pueden y tienen el derecho de ejercerlo. Igualmente, aseguró que estos funcionarios no pueden ser vistos como simples testigos, sino que deben ser tenidos en cuenta como directos responsables de la formalización solemne.

“Lo notarios y los jueces no deben ser simples tramitadores de las decisiones de las personas, sino que son actores que solemnizan la situación jurídica que ante ellos se presenta”, aseguró.

Salazar también fue enfático en afirmar que ninguna autoridad del Estado puede obligar a los notarios y jueces a formalizar las uniones homosexuales, y agregó que “están en todo su derecho de oponerse a actuar cuando consideren que con su acción están legitimando un acto contrario a su conciencia y a la Constitución”.

Frente a las versiones que indican que la Iglesia está discriminando a las personas con diferentes tendencia sexuales y que exigen que el matrimonio sea de carácter igualitario, el Episcopado indicó que la naturaleza misma hace que el único matrimonio real sea entre un hombre y una mujer.

En ese sentido, el religioso aseguró que se discrimina a alguien cuando se le niega el acceso a un derecho que verdaderamente se tiene, pero cuando no hay un derecho real, no hay ninguna discriminación.

Y agregó: “¿Qué es lo que se les está negando? Pues algo que no les compete, algo a lo que no tienen derecho, no es injusticia, se reconoce una realidad”.

Salazar también hizo un llamado a la Superintendencia de Notariado y Registro para que, según él, respeten la norma constitucional y que por lo tanto no obliguen a hacer algo contra la conciencia.

El anuncio del Episcopado se da justo dos días antes de que jueces y notarios comiencen a formalizar las uniones solemnes entre parejas del mismo sexo, tal como lo aprobó la Corte Constitucional.