HISTÓRICO
Implicados en muerte de agente de la DEA fueron pedidos en extradición
Colprensa | Publicado el 25 de junio de 2013

Una Corte Federal de Washington (Estados Unidos) pidió en extradición a los cuatro implicados en el asesinato, el jueves pasado, del agente de la DEA James Terry Watson, por el delito de homicidio. Los autores del hecho fueron capturados por la Policía cuatro días después del crimen.

Se trata de los conductores de los dos taxis utilizados en el asesinato, identificados como Héctor Leonel López, alias "Bavario", y Ómar Fabián Valdés Gualteros, alias "Fabián" o "el Gordo"; lo mismo que otros dos hombres cuyos nombres son Édgar Javier Bello Murillo, alias "Payaso", y Edwin Gerardo Figueroa Sepúlveda, alias "Garcho". Todos eran sometidos este jueves a los procedimientos judiciales de identificación plena y reseña.

"Las cuatro personas tienen circular roja de Interpol con fines de extradición por homicidio del agente de la DEA en Colombia", dijo el director de la Policía, general José Roberto León Riaño, y explicó que el proceso de extradición tendrá los mismos trámites que cualquier otro, ya que está establecido por la legislación colombiana, independientemente del delito que se haya cometido, sea por narcotráfico o, como en este caso, por homicidio.

"Deberá surtirse el mismo protocolo exigido para dar lugar a la extradición: tendrá que haber un pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia y un visto bueno del Gobierno", dijo León Riaño, y enfatizó que el homicidio del agente de la DEA fue realizado por la delincuencia común. "No fue producto de una retaliación o algo relacionado con el desempeño de sus funciones".

Las capturas se produjeron en Bogotá, Guamo (Tolima) y en Villavicencio, cuatro días después del homicidio de Watson, ocurrido en el sector del Parque de la 93, en el norte de la capital. León Riaño aseguró que continúa la investigación y que próximamente vendrán más detenciones.

El director de la Policía contó que la noche del crimen, el agente Watson tomó un taxi para trasladarse a su residencia. Más adelante, ese carro disminuyó la velocidad y se le acercó un segundo vehículo, del que descendieron dos personas que se subieron al primer taxi por las dos puertas traseras.

Según la Policía, dentro del taxi, alias "Garcho" propinó varios golpes al agente de la DEA para reducir su resistencia, mientras que alias "Payaso" le propinó las heridas mortales con arma corto punzante.

"Tras la agresión, los dos delincuentes se bajaron del vehículo y emprendieron la fuga; Watson también se bajó del taxi, corrió por unos metros hasta caer desplomado mortalmente herido. Fue socorrido por unos ciudadanos que lo llevaron a la clínica Country, en donde falleció", relató el general León Riaño.

Investigación
Para esclarecer el hecho se conformó un equipo especial de investigación a cargo del comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Eduardo Martínez, integrado por la Dijín, la Dipol, la Sijín y la Sipol, en articulación con el CTI de la Fiscalía y una participación especial de la DEA.

Eso permitió desde el mismo momento en que se supo del hecho, que los investigadores realizaran un intenso trabajo de Inteligencia. "El proceso fue corroborado por información suministrada por una fuente humana, que permitió a los investigadores penetrar a la banda delincuencial", reveló León Riaño.

El trabajo técnico comenzó con los videos que se lograron obtener en 25 cámaras que están en ese sector. Posteriormente, quedaron 16 cámaras con el video. Se hizo un análisis técnico-criminalístico que permitió inicialmente identificar los dos vehículos que tenían las placas VDL 424 y VEN 144.

A partir de allí, el equipo especial de investigaciones comenzó a ubicar los vehículos y a realizar un trabajo de seguimiento y de inteligencia puntual diario que permitió ir generando una bitácora de acontecimientos. Se asignaron grupos, se dividieron las tareas dentro del proceso.

Durante todo este tiempo se fueron recolectando diferentes evidencias, como un pantalón con manchas de sangre que pertenece a alias "Payaso". "Los implicados en el asesinato, una vez tuvieron conocimiento de la gravedad del hecho, de la importancia de la víctima, procedieron a tratar de borrar todas las evidencias para evitar ser involucrados en la investigación", dijo el oficial.

En un esfuerzo por evadir la acción de las autoridades, los responsables del homicidio le quitaron las sillas al vehículo donde se produjo el ataque y las trataron de vender. Pero en el trabajo de penetración de la banda delincuencial, los investigadores compraron esas sillas, que hoy están en poder de los laboratorios forenses para determinar que allí se realizó el homicidio de Watson.

Felicitaciones de Estados Unidos
Tras conocerse la noticia de la captura, la Embajada de Estados Unidos en Colombia felicitó al general José Roberto León, y al Brigadier General Luis Eduardo Martínez, Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, por la "prontitud con que lograron la captura de cuatro sospechosos de la muerte de nuestro colega James Terry Watson".

"Agradecemos a la Policía Nacional de Colombia, al Cuerpo Técnico de Investigación y a la Fiscalía General de la Nación, con quienes hemos trabajado estrechamente, por su apoyo y profesionalismo para esclarecer este lamentable hecho", señaló la embajada en estadounidense.