HISTÓRICO
Imputación contra hija del rey marca hito en España
  • Imputación contra hija del rey marca hito en España
Por DIANA CAROLINA JIMÉNEZ | Publicado el 03 de abril de 2013

La imputación de la infanta Cristina de Borbón, hija de los reyes de España, por el escándalo de corrupción que afecta a su marido, marcó ayer un punto de inflexión para la corona, a la que tradicionalmente se creía a salvo de cualquier responsabilidad judicial.

El juez José Castro citó a declarar a la infanta en calidad de sospechosa el próximo 27 de abril en el tribunal de Palma de Mallorca, en las mediterráneas Islas Baleares, donde se investiga un caso que acumula ya más de 42.000 folios de instrucción.

Es la primera vez que un familiar directo del rey Juan Carlos y la reina Sofía es imputado judicialmente. Cristina, la mediana de los tres hijos de los reyes, es la séptima en la línea de sucesión al trono español y el caso supone un nuevo golpe a la imagen de la monarquía, muy deteriorada en los últimos dos años.

La Casa Real, que inicialmente se negó a hacer comentarios, manifestó más tarde su "sorpresa" ante la decisión del magistrado. El portavoz también mostró "su absoluta conformidad" con la Fiscalía, que anunció un recurso contra el auto de Castro al estimar que Cristina no está implicada.

La imputación es una figura que señala que la infanta está bajo investigación pero no se aplican restricciones especiales de movimiento y tampoco se la acusa de delito formal alguno.

El caso
Cristina, de 47 años, fue imputada tras conocerse unos correos electrónicos que supuestamente documentaban su conocimiento de las actividades de su esposo Iñaki Urdangarín.

La acusación sostiene que el yerno del rey y su socio se apropiaron presuntamente de unos 5,6 millones de dólares en subvenciones públicas asignadas entre 2004 y 2006 a un instituto sin ánimo de lucro relacionado con el mundo del deporte que presidía Urdangarín.

El cerco judicial se había estrechado mucho sobre la infanta Cristina en los últimos meses. Su secretario personal Carlos García Revenga fue imputado y ya testificó ante el juez Castro el pasado 23 de febrero.

Castro había rechazado previamente la imputación de Cristina al no encontrar indicios suficientes de culpabilidad. Pero en un nuevo auto de 19 páginas el magistrado admitió que Cristina no participaba en las contrataciones y la labor diaria de Nóos, pero cuestionó que desconociera las actividades de su marido y los beneficios económicos que ambos obtenían usando de manera supuestamente irregular el nombre de la monarquía.

Castro explicó que ese comportamiento podría calificarse como de "cooperación necesaria" o "complicidad", según el Código Penal español, y aseguró que no imputar a la infanta cerraría en falso la investigación y rompería la máxima de que la "justicia es igual para todos"

Urdangarín y Cristina, que tienen cuatro hijos, ostentan el título de duques de Palma, la misma ciudad que investiga el caso. El grado de indignación popular llevó al ayuntamiento a retirar el nombre de "Duques de Palma" a una de sus calles céntricas debido a la "conducta poco ejemplar".