HISTÓRICO
Inacción internacional fortalece a Al Assad en Siria
  • Inacción internacional fortalece a Al Assad en Siria | Más de dos millones de desplazados ha dejado la guerra en Siria, dijo la oficina de refugiados de la ONU. Solo en el norte de Irak hay 195.000 personas. FOTO AP
    Inacción internacional fortalece a Al Assad en Siria | Más de dos millones de desplazados ha dejado la guerra en Siria, dijo la oficina de refugiados de la ONU. Solo en el norte de Irak hay 195.000 personas. FOTO AP
Por JUAN FELIPE SIERRA SUÁREZ | Publicado el 24 de agosto de 2013

Ni las recientes denuncias por ataques del régimen con armas químicas, que de un solo tajo habrían matado esta semana a 1.300 personas en Damasco, ni los 110.000 muertos que acumula el conflicto en Siria desde marzo de 2011, han hecho que la comunidad internacional actúe contra el régimen de Bashar Al Assad y ponga fin a esta guerra. Lo cierto es que Occidente se ve más maniatado para intervenir en el país árabe.

Si la ONU para realizar la inspección de los ataques químicos denunciados esta semana, todavía no ha podido ingresar al terreno por falta de respaldo del régimen —y después de tres días de espera por los bloqueos de Rusia y China que se negaron en un principio a él—, pensar en un ataque aliado es algo cada vez más lejano.

"La intervención internacional con fines humanitarios, así como sucedió en Libia y como dice la teoría internacional, ocurre con la aprobación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, compuesto por cinco miembros con capacidad de veto (China, Rusia, Francia, Reino Unido y E.U.) donde los dos primeros han jugado un papel importante para impedirle a Occidente cualquier intervención", explicó a este diario Mauricio Blair, docente de ciencias políticas de Eafit.

Para el analista, la intervención en Siria es difícil por el tapón de estos dos países que es motivado por los intereses que hay en juego, no así en Libia donde se aprobó. Por ejemplo para Rusia, Siria hace parte de sus intereses geoestratégicos y para los rusos perder a Siria es ceder y entregarle terreno a E.U. en la región. "Gracias al apoyo ruso Al Assad ha podido enfrentar los ataques opositores pues cuenta con el respaldo militar. China ve en Siria una prolongación de Asia, tiene nexos económicos y estratégicos que también le impiden que de apertura a Occidente".

Cruce de versiones
El contrapunteo de comunicados entre ambos bandos en Siria se evidenció ayer con el régimen sirio que acusó a los rebeldes de usar armamento químico en la periferia de Damasco, lo que provocó al menos 20 casos de asfixia entre los soldados gubernamentales, según las Fuerzas Armadas sirias.

Mientras que la ONG Médicos sin Fronteras, dijo este sábado que en Siria tiene registros de 3.600 personas con síntomas asociados a un agente neurotóxico.

Este cruce de versiones de alguna manera confunde a la comunidad internacional que todavía no tiene información precisa de los ataques de esta semana y que a lo largo de esta guerra civil ha recibido dilaciones y esperas que no llegan a ningún lado.

Marcos Peckel, profesor de Medio Oriente de la U. Externado, dijo a este diario que "el conflicto va a seguir, la comunidad internacional no va a poder hacer nada y esto es lo que le da poder a Al Assad. Es una guerra que está drásticamente estancada donde una parte la controla el gobierno sirio y otra parte la controlan fuerzas rebeldes, que a su vez están divididas. No veo que haya alguien que cambie la situación, esta inacción es la que le da más fortaleza a Al Assad y además envalentonó a Irán y a Hezbolá para apoyarlo".

Otro de los elementos que preocupa a Occidente con este tipo de regímenes es que una vez desaparezcan llegue, supuestamente, la democracia. Pero lo que se está viendo en Egipto, por ejemplo, es que las tendencias son más pro-islamistas que democráticas. "Estas revoluciones no han dado el fruto esperado por Occidente algo que también puede influir en la lentitud para intervenir en Siria", aclaró el profesor Blair.

En cuanto al uso de armas químicas en la región, ya hay antecedentes con lo ocurrido en Irak en 1988, bajo el régimen de Sadam Husein y contra terroristas chechenos en Moscú en 2002, cuando un comando de fuerzas especiales liberó un agente químico.

Y la posición de E.U. en el tema, tiene a Barack Obama con un discurso que reprocha pero sus respuestas son limitadas y poco efectivas, aunque ayer solicitó al Pentágono que se prepare ante posibles acciones militares en Siria, según aseguró a Efe el secretario de Defensa, Chuck Hagel, quien también insinuó que ya han comenzado ciertos movimientos de sus fuerzas navales para esa tarea.