HISTÓRICO
Iniciaron las medidas de Maduro para cortar alas a los dólares viajeros
  • Iniciaron las medidas de Maduro para cortar alas a los dólares viajeros | El Gobierno declaró que en el país se pondrá en marcha "un esquema cambiario adicional". FOTO AP
    Iniciaron las medidas de Maduro para cortar alas a los dólares viajeros | El Gobierno declaró que en el país se pondrá en marcha "un esquema cambiario adicional". FOTO AP
Por DIANA CAROLINA JIMÉNEZ | Publicado el 21 de octubre de 2013

Revisión de tarjetas de crédito, verificación de pasajes comprados y control de huellas dactilares. Los pasajeros venezolanos que quieren salir del país ya comenzaron a experimentar las medidas del Gobierno para cortar las alas a quienes buscan viajar con el único objetivo de conseguir dólares baratos.

Desde hace unos días el viajero venezolano que sale por el aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas, tiene que añadir varias paradas más a los habituales controles de seguridad que conlleva abandonar el país.

Una de ellas es la revisión, si así lo requiere el personal de seguridad, de la cartera del pasajero, para descubrir si éste viaja con alguna tarjeta de crédito de la que no sea titular y que podría utilizar para conseguir unos dólares que no le corresponderían.

Otro de los controles a los que se tiene que someter el pasajero venezolano es el cotejo del pasaje que compró y lleva en mano, para lo que la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) está instalando unidades de control en los diferentes aeropuertos del país.

Así se busca que el viajero no cambie de destino por uno más cercano, para el que se le habrían otorgado menos dólares y además exija a la aerolínea que le reintegre ese billete, algo que ha generado quejas por parte de las operadoras.

"Se realizan de forma aleatoria y se estarán efectuando también en los diferentes aeropuertos internacionales del país (...) sin afectar los otros puntos de control", declaró esta semana el gerente de Seguridad de Cadivi, Rafael Marfisi, en un operativo en el aeropuerto Maiquetía de Caracas.

Estos controles se han convertido en la respuesta del Gobierno para poner punto final al negocio que ha surgido en torno a la adquisición de dólares del Estado fingiendo viajes que nunca se realizan.

En Venezuela rige un control de cambio que restringe el acceso a las divisas en general y los dólares en particular a los mecanismos del Estado, que los vende a 6,3 bolívares, frente al valor ocho veces superior que puede alcanzar en el mercado ilegal.

Control cambiario enredado
El Gobierno de Nicolás Maduro se ha metido de lleno a la tarea de desenrollar el conjunto de normas que rigen el control cambiario en Venezuela con medidas temporales que buscan combatir desabastecimiento y agilizar importaciones pero que siguen sin resolver el problema de fondo.

La semana pasada, el vicepresidente Jorge Arreaza anunció medidas para flexibilizar el control cambiario que rige en el país desde hace más de 10 años como la disminución de los trámites administrativos para conseguir los dólares, que monopoliza y distribuye el Estado.

Las nuevas disposiciones, que buscan simplificar la entrega de divisas, se enmarcan en el recién lanzado por Maduro, Órgano Superior para la Defensa Popular de la Economía, y han llegado con la vista puesta en las fiestas navideñas y las compras de fin de año, que lucen cuesta arriba en medio de una inflación que ya es de 32,9 %