HISTÓRICO
Investigan a policías por muerte de madre comunitaria en El Limonar
  • En este lugar fue asesinada la madre comunitaria FOTO STEPHEN ARBOLEDA L.
    En este lugar fue asesinada la madre comunitaria FOTO STEPHEN ARBOLEDA L.
Stephen Arboleda L. y redacción elcolombiano.com | Publicado el 26 de julio de 2013

A escasos metros de su casa, en el barrio Limonar 1, asesinaron el miércoles a María Oliva Alzate Pérez, de 53 años, madre comunitaria del Jardín del programa Buen Comienzo, líder barrial, y dedicada a su oficio por 22 años.

El hecho se registró a las 4:30 de la tarde, justo después de una cadena de sucesos que le cambiaron la vida en un día y que, investigan las autoridades, pudieron costarle su muerte.

Según explicó el general José Ángel Mendoza, comandante de la Policía Metropolitana, todo comenzó cuando llegó a oídos de la Policía de San Antonio de Prado, una denuncia que indicaba que en una vivienda ubicada en un segundo piso de la calle 1AA con carrera 12E se escondían armas y droga.

La vivienda, afirmó Mendoza, era propiedad de la madre comunitaria, y la había arrendado pocas semanas atrás.

“La Policía solicitó un ingreso voluntario a la señora, que no moraba en la casa, sino que era la arrendadora. Desconocía cualquier actividad criminal y permitió el ingreso de los uniformados”, explicó el General.

El informe policial indica que en el sitio se hallaron más de 17 kilos de marihuana, una subametralladora, más de 450 cartuchos, una pistola, tres granadas de fragmentación y varios chalecos de uso privativo de la Sijín.

“Todo este material lo traslada la Policía a la Estación. La gran sorpresa que nos llevamos es que 15 minutos después de haber salido la Policía, delincuentes creyeron que la señora, la profesora, que lo que hacía era un buen trabajo por la comunidad, había puesto en evidencia lo que se halló y la ultimaron”, agregó Mendoza.

Sin embargo, este viernes, Mendoza indicó que se adelantará una investigación en contra de los uniformados que participaron en el registro a la vivienda, propiedad de la madre comunitaria, para establecer si hubo algún procedimiento irregular durante o después de la diligencia.

“La comunidad está indignada con este caso”, dijo una vecina del sector. La familia de la profesora, ahora, se encuentra en la zozobra, y más de 70 niños del Hogar de Buen Comienzo, se quedaron sin su profesora.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), manifestó también su rechazo por lo ocurrido.

Estos hechos enlutan no solo al ICBF sino a toda una familia y a la sociedad. La reflexión y el llamado son al respeto por la vida y a la integridad humana”, expresó en un comunicado César Darío Guisao director regional del instituto.

María Oliva trabajaba hace 12 años en el mismo barrio, tenía tres hijos, y ahora su familia está sumida en el dolor.