HISTÓRICO
Javier Velasco recibirá una tercera condena por acceso carnal
  • Javier Velasco recibirá una tercera condena por acceso carnal |
    Javier Velasco recibirá una tercera condena por acceso carnal |
Colprensa | Publicado el 26 de febrero de 2013

Javier Velasco aceptó ante un juez su responsabilidad en el abuso de una trabajadora sexual en el año 2008, por lo que sería condenado por tercera vez en los tres últimos meses.
 
La Fiscalía le imputó la conducta punible de acceso carnal violento.

Según la víctima, todo ocurrió cuando Velasco la contrató para que sostuvieran relaciones sexuales.
 
De acuerdo con el ente investigador, la mujer exigió a Velasco que debía usar preservativos, a lo que este accedió inicialmente.
 
"Se dirigieron a una droguería para comprar los preservativos. Estando allí Velasco le dijo que quería estar con ella (víctima) en un parque. La mujer accedió a ir con él. Una vez en el lugar el sujeto le dijo que no quería usar preservativo. Ante la negativa de la mujer a aceptar su petición, Velasco la golpeó y la accedió sexualmente", señaló la Fiscalía.
 
Según el ente investigador, los sucesos se presentaron hacia las 3 de la madrugada, en la calle 100 con carrera 15 en la capital del país.
 
Durante el ataque, el hombre accedió a la mujer y la obligó a que le practicara sexo oral.
 
"La golpeó e intentó ahorcarla. Cuando terminó el ataque, la víctima le dijo a Velasco que no la dejara ahí tirada, que la llevara hasta donde pudiera coger un taxi. Una vez en el vehículo de servicio público, la mujer le contó al taxista que un hombre en una moto la había abusado sexualmente. El conductor avisó por el radio a los demás taxistas, quienes capturaron a Velasco", indicó la Fiscalía en el momento de la imputación.
 
De acuerdo al relato del ente investigador, la víctima y el agresor fueron llevados a un centro médico donde fueron atendidos, Velasco por los golpes recibidos de los taxistas y la mujer por el ataque del sujeto.
 
Velasco podría pagar entre 15 y 20 años de prisión por este hecho, que se convierte en el tercero que acepta después de allanarse a los cargos por la muerte de Rosa Elvira Cely lo que le significó una condena de 48 años de cárcel.
 
El procesado, además, aceptó ante un juez el abuso al que sometió a sus hijas menores de edad, por lo que deberá purgar una pena de 36 años de cárcel.
 
Javier Velasco recibió una condena por el asesinato de una mujer en su lugar de trabajo hace 10 años, pero en esa oportunidad se salvó de ir a la cárcel al ser declarado inimputable.