HISTÓRICO
Jericó, feliz pero en calma con la Madre Laura
  • Jericó, feliz pero en calma con la Madre Laura | En casas y locales comerciales de Jericó izaron la bandera del municipio, en honor de la Madre Laura. FOTO ESTEBAN VANEGAS
    Jericó, feliz pero en calma con la Madre Laura | En casas y locales comerciales de Jericó izaron la bandera del municipio, en honor de la Madre Laura. FOTO ESTEBAN VANEGAS
POR JUAN CARLOS VALENCIA GIL, ENVIADO ESPECIAL A JERICÓ | Publicado el 20 de diciembre de 2012

La noticia salió de los altoparlantes de la Catedral de Nuestra Señora de las Mercedes. Ayer, a las 9:30 a.m., la voz de monseñor Nabor Suárez, canciller de la Diócesis de Jericó, le contó a este pueblo del Suroeste de Antioquia que el papa Benedicto XVI aprobó el milagro que llevaría a la canonización de la Madre Laura Montoya, la hija ilustre del municipio, que sería la primera santa de Colombia.

Repicaron las campanas por cinco minutos y en la mayoría de casas y negocios izaron la bandera amarilla y roja del municipio.

Alfonso Correal se enteró del acontecimiento en la miscelánea Verdún, su almacén desde hace 20 años. Allí, de la alegría lo agarró un temblor porque, aseguró, la próxima santa lo salvó de morir el pasado junio, cuando unos cálculos en la vesícula se le convirtieron en pancreatitis aguda y lo tuvieron ocho días en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Comfenalco.

En la carrera 3 con calle 8, en la casa de puertas y ventanas cafés donde nació la beata, todo estaba tan tranquilo. Parecía que las Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena, que la habitan, ni se habían percatado. Aunque la procesión va por dentro, porque la hermana Ester Cadavid, coordinadora de la casa, expresó su alegría y enfatizó en que la Madre Laura "nos enseñó a ser humildes y misioneros".