HISTÓRICO
John Kerry abogó aseguró que el mundo depende de Estados Unidos
  • John Kerry abogó aseguró que el mundo depende de Estados Unidos
Efe | Publicado el 06 de febrero de 2013

El nuevo secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, abogó este miércoles por un mayor liderazgo de su país en una escena mundial que "depende" de ello, al jurar su cargo por segunda vez, de forma simbólica, frente al vicepresidente Joe Biden.

En una ceremonia pública, Kerry volvió a pronunciar el juramento que ya hizo el viernes en privado, esta vez junto a Biden, quien reconoció ante los presentes que llevaba "mucho tiempo presionando" para que el exsenador demócrata llegara a jefe de la diplomacia.

Rodeado de sus familiares y una decena de senadores, Kerry consideró que Estados Unidos "no puede retirarse del mundo, sino que debe seguir liderando, incluso en tiempos cambiantes".

"Sabemos que Estados Unidos es excepcional
no porque digamos que lo somos, ni porque sea un derecho de nacimiento que ocurra automáticamente, sino porque hacemos cosas excepcionales. Y debemos seguir haciéndolas. El mundo depende de nosotros", aseguró.

Kerry consideró que el mundo de hoy está marcado por una "tecnología sin precedentes, un crecimiento sin parangón del número de jóvenes, y un sectarismo y extremismo desbocados", que "amenazan con deshacer naciones completas y crear mayores espacios de inestabilidad que los que hemos visto recientemente".

"Ese es nuestro reto, y Estados Unidos tiene que unirse a otros países para unir nuestros recursos y talentos y crear orden donde no hay y arreglar lo que está roto", indicó Kerry, que quiere "trabajar por la paz" pero cree en "hacer lo necesario" cuando se acaban las opciones diplomáticas.

Biden, compañero de Kerry durante dos décadas en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que una de las cosas que más lamenta es "no haber podido estar a su lado en el momento en que fuera investido como presidente de Estados Unidos", en referencia a la derrota del exsenador en las elecciones de 2004.

"Qué diferente sería hoy el mundo si eso hubiera ocurrido", afirmó el vicepresidente, quien bromeó con que quizá él podría haber sido secretario de Estado durante la presidencia de Kerry "y así tener un trabajo de verdad".