HISTÓRICO
Jugar parqués une, divierte y da trofeos
Óscar Darío Montoya Gómez | Publicado el 11 de julio de 2009
A Luis Carlos David le encanta "dar vuelta", lo delata su esposa Leonora Sánchez.

Él es de los que, en lugar de meter su ficho al "cielo, prefiere irse detrás de otros para "comérselos" y "meterlos a la cárcel".

"A veces no jugamos cuatro sino seis personas y nos gastamos por ahí tres horas", apunta Wilson Carmona, otro jugador de parqués al que le gusta "dar guerra" y alarga el juego hasta bien entrada la madrugada.

En cambio, Nancy Rodríguez juega pausada. Su estrategia es ser muy cauta y concentrarse en sus fichos. "Yo voy de seguro en seguro", afirma con determinación.

Fanáticos y verdaderos "tesos" del parqués son todos ellos, que ya se inscribieron para competir en el Primer Torneo Nacional de Parqués, organizado por Coomeva Recreación y Cultura.

Es una inédita cita con el popular juego de mesa que por primera vez llevará a dos colombianos al Mundial de Parchís en España.

Ya van 90 medellinenses inscritos, entre asociados de Coomeva, familiares y particulares invitados. El plazo para los interesados vence el próximo viernes 17 de julio.

Las eliminatorias en Medellín serán el sábado 18 y domingo 19 en la plazoleta de las sombras de la Biblioteca Pública Piloto.

Luego vendrán la ronda regional y la ronda nacional, la cual definirá a los dos mejores jugadores que viajarán con todos los gastos pagos para representar a Colombia en el Mundial.

Por pura diversión
Es por entretenerse y no por el dinero que se suele apostar, lo que anima a Luis Carlos y a Leonora a jugar. Además, es poco lo que se pierde.

"En mi familia el 'case' vale 100 pesos y la 'comida' otros 100. Al que saque 1 y 2 con los dados también lo castigamos", advierte Luis.

El parqués es originario de la India, pero tal y como es jugado en Colombia podría decirse que es único, según explica José Luis Rodríguez, un juez del Torneo.

Aunque la mecánica del juego es igual en todas partes, son las familias las que imponen sus propias reglas.

En Antioquia, por ejemplo, es válido cualquier par para sacar los fichos de la cárcel, mientras que en otras regiones solo sirve el doble seis o el doble uno.

También hay variedad de expresiones: "viuda", "muela" o "pateperro" es llamado el indeseable 1 y 2 que a veces regalan los dados.

Pero lo que más destaca el juez es el carácter lúdico del parqués y su poder para integrar a toda la familia.

"Nos devuelve a esos años de niñez cuando íbamos a la finca, jugábamos todos y compartíamos juntos. El parqués es tan de la familia, que en el Eje Cafetero hay casas donde tiene mesa propia, está incrustado en ella y hasta tiene las fotos de todos sus miembros", comenta José.