HISTÓRICO
"Kener" y "La Oficina": las grabaciones que lo implican
  • "Kener" y "La Oficina": las grabaciones que lo implican | Colprensa | Daniel Alejandro Serna fue recapturado el pasado 9 de marzo, luego de una supuesta fuga. En entrevistas que concedió a dos medios de comunicación Serna aseguró que luego de su desmovilización, en el año 2005, no perteneció a ninguna estructura.
    "Kener" y "La Oficina": las grabaciones que lo implican | Colprensa | Daniel Alejandro Serna fue recapturado el pasado 9 de marzo, luego de una supuesta fuga. En entrevistas que concedió a dos medios de comunicación Serna aseguró que luego de su desmovilización, en el año 2005, no perteneció a ninguna estructura.
Investigaciones El Colombiano | Publicado el 10 de abril de 2010

Para el 13 de noviembre de 2007, Daniel Alejandro Serna era un desmovilizado al que parecía habérselo tragado la tierra. Ajustaba ya dos años de haber depuesto las armas como comandante medio del Bloque Pacífico Chocó.

Ese día, en el patio de una casa tupida de matas de plátano y enclavada en el golpeado corregimiento de Churidó Pueblo, en Apartadó, fueron asesinadas a mansalva dos personas.

Los reportes de prensa ( Caracol Radio y Urabá Hoy ) identificaron a las víctimas como Efraín Giraldo Ortiz, alias "Juancho Zuley", ex comandante militar del Bloque Norte de las Auc, y Manuel de Jesús Nieves Pontón, nacido en Dibulla, Guajira, y conocido como "90". Un tercer hombre apareció herido.

A partir de este hecho y por primera vez, aparece la voz de alias "Kener" en las interceptaciones a llamadas telefónicas que adelantaba la Dirección de Policía Judicial (Dijín). Un hombre no identificado llama a Serna, algo preocupado, y dice que amaneció "'enchicharronado' con los muertos de anoche".

"Dos muertos, uno que venía de por allá de la Guajira", dice. "Kener" contesta: "Son propios, propios. A uno le decían '90' y al otro le decían "Juancho". "Sí, pues ya sabemos más o menos quién fue uno de los que participó ahí? ya ahora vamos a ver cómo lo logramos ubicar", advierte el interlocutor.

"Kener", entonces, repone: "pero esos son trabajadores míos, güevón", refiriéndose, según la Policía, a los fallecidos y al herido que, en el hospital, estaba siendo interrogado por los investigadores.

Horas más tarde, el interlocutor de "Kener" llama nuevamente a decir que "a uno de esos manes ya lo identificaron". "¿Ya lo cogieron o qué?", pregunta Serna. "No, no, cogieron no, pero ya desde que digan cómo le dicen y dónde vive, con eso comienzan", alerta. "Kener" entonces reitera que es "un trabajador de aquí" y reclama: "va a tocar decirle que se mueva".

"Kener" y "La Oficina"
Daniel Alejandro Serna le dijo a W Radio , el pasado 26 de marzo, que tras su desmovilización, el 23 de agosto de 2005, no volvió a hacer parte de ninguna estructura criminal y se declaró un hombre de campo. No obstante, su voz, aseguran funcionarios judiciales, salió a relucir, una vez más, en momentos en los que "La Oficina" se estaba reestructurando.

En julio de 2008 se produce la entrega a las autoridades norteamericanas de Carlos Mario Aguilar, alias "Rogelio", máximo jefe de esa organización de sicarios, que se renovó luego de la extradición de Diego Murillo Bejarano, alias "Berna".

En la línea de sucesión emergió una larga lista de desconocidos en cabeza de Fabio León Vélez Correa, alias "Nito"; Mauricio Cardona López, alias "Yiyo" (preso en E.U.); José Leonardo Muñoz, "Douglas" (capturado); Carlos Arturo Hernández Ossa, "Jerónimo" o "Duncan" (capturado) y Luis Eduardo Echavarría Durango, alias "Jhonatan", quien terminó ocupando una posición privilegiada dentro del organigrama (ver foto arriba).

En ese interregno y de acuerdo a información de inteligencia, llegó a la cúpula de "La Oficina" la noticia de que un patrullero de la Sijín, familiar de Daniel Rendón Herrera, alias "Mario", estaría planeando un golpe en contra de esa organización que, de acuerdo con el análisis de los criminalistas, tenía en ese momento una lógica de acción piramidal.

Según la interpretación que hace la Dijín, "Jhonatan" recibe un mensaje de texto de parte de "Yiyo" en el que le alerta de esa situación. "La decisión entonces es infiltrar a un hombre que identifican como 'Rayo', para que se ponga en contacto con el patrullero y se reúnan en Amagá. La idea era hacerle creer al uniformado que 'Rayo' entregaría información de 'La Oficina'", anota la fuente.

Sin embargo, el patrullero José Adrián Arboleda Rendón (ver foto secundaria) nunca regresó de la cita. El 10 de febrero de 2008, su compañera sentimental instaura la denuncia de la desaparición.

Ahora, ¿qué tiene que ver "Kener" en ese plan? En las llamadas se escucha que Serna no solamente mantenía una relación cercana con "Jhonatan", un viejo conocido suyo del Bloque Pacífico Chocó, sino que se entera de los procedimientos que conducen a la desaparición del policía (leer llamada No.1).

En la primera comunicación, "Kener" le dice a "Johnatan" que tenga cuidado, que "¿sabe qué? Que contrataron unos manes de aquí de la Brigada, güevón pa'que nos volearan". Jhonatan contesta: "Claro, claro, no y... ya los tenemos ubicados, es que ahorita nos vemos 'personal', yo le cuento, es que este pelao se reunió con ellos anoche".

La investigación devela que la reunión a la que se refería "Jhonatan" era previa al encuentro entre "Rayo" y el patrullero Arboleda. Minutos después de "Kener" colgar con "Jhonatan", éste se comunica con "Yiyo", en ese entonces uno de los más visibles líderes de "La Oficina".

En la conversación "Yiyo" pregunta que si Arboleda (el patrullero) tiene las mismas descripciones que habían dado el día anterior y que si era narizón. Johnatan aclara que sí, "ese que fue escolta de un 'coroncoro' (coronel)", se escucha. El patrullero Arboleda registra en su hoja de vida, efectivamente, haber sido estafeta del coronel que por aquellos días comandaba la Sijín en Medellín.

Dicha desaparición forzada también se le imputó a José Leonardo Muñoz, alias "Douglas", otro sindicado de ser cabecilla de "La Oficina", hoy capturado. La razón es que en una de las llamadas un hombre le dice textualmente a "Jhonatan", antes de ejecutar la tarea, que va a coordinar la dirección con "'Pichy', el trabajador de 'Douglas'".

"Pichy", "Barney" y "Malón", hasta ahora ignorados en el organigrama del enjambre sicarial, están siendo rastreados hoy por las autoridades pues en cientos de minutos de grabación aparecen como ejecutores de homicidios y actividades ilegales.

La venganza de "Mario"
El 28 de marzo de 2008 se produjeron dos hechos que, por excepcional que parezca, pasaron desapercibidos en la agenda noticiosa. El primero fue el secuestro de 25 muchachos cerca de Pueblo Nuevo, Córdoba, acción que alias "Mario", en un famoso video, reconoció haber ejecutado.

El segundo, el asesinato de cinco hombres que viajaban en un vehículo de uso oficial, a su paso por Turbo, Antioquia. Dentro de la camioneta gris adscrita al Gaula de la Policía y de placas DIJ-944, iban los patrulleros Víctor Alfonso Ramírez Osorio y Wathxon Eduardo Rojas Muñoz; el ex teniente de la Policía, Wálter Mauricio Martínez; el desmovilizado Alberto Suárez Ramírez, alias "Camarrengas" y el ciudadano Eduardo García Arroyo. Todos fueron masacrados.

De las grabaciones se extrae que tanto los 25 jóvenes que cayeron en manos de alias "Mario", como los fallecidos (civiles y uniformados), fueron enviados a que buscaran una caleta con fusiles, por órdenes precisas de "Kener".

Sin embargo, las cosas no le salieron como las planeó. "Kener" había sido engañado por dos hombres que "Mario" hizo infiltrar en la banda "Los Paisas" (brazo armado de "La Oficina" en esos días) con quienes sostenía una guerra sin cuartel.

Alias "El Bogotano" y "Mateo" se le presentaron a "Kener" como desertores de la organización de "Mario", prometiendo entregar el famoso armamento. Serna, con la venia del extraditado Evert Veloza, alias "HH", los atendió a cuerpo de rey. Luego, reunió al personal que iría en busca de los fusiles, en una de sus fincas de Copacabana y dio inicio al operativo (leer llamada No. 3).

"Usted me va a hacer dar daño de estómago, hermano", es lo primero que le dice "Kener" a "El Bogotano", al enterarse de la traición. "No saben lo que les viene encima, güevón, pero les viene es un aguacero mijo, que mejor dicho", se despacha.

"No dejó sino los pelaos, al final esos pelaos ni culpa tienen, esos pelaos estaban apenas recién dentrados (sic) y ni sabían qué era lo que iban a hacer, ¿si me entiende? Ahí los únicos que sabían las cosas eran los que él mató, los que ya llevan tiempo con uno y eran los que estaban encargados", reclamó Serna.

Al final, la decepción de "Kener" es evidente respecto de la mala hora que le hizo pasar "Mateo" o Marco Fidel Barba, capturado el 5 de octubre de 2009: "Lo atendí bien, que si quería le pagaba un apartamento pa'que llevara a la familia, ¿qué más comodidades le podía yo dar a una gonorrea de esas?".