HISTÓRICO
La atención que enferma a los pacientes
  • La atención que enferma a los pacientes | Edwin Bustamante | Los acompañantes que llegan a este centro de atención deben esperar afuera pues adentro el espacio es reducido debido al alto número de enfermos.
    La atención que enferma a los pacientes | Edwin Bustamante | Los acompañantes que llegan a este centro de atención deben esperar afuera pues adentro el espacio es reducido debido al alto número de enfermos.
Sara Cano Pineda- Juan David Montoya | Publicado el 20 de junio de 2011

La unidad de urgencias de Coomeva no da abasto con la cantidad de pacientes que ingresan al día.

A esta problemática se le suma la falta de dotaciones para lograr cubrir el alto número de personas que llegan con todo tipo de dolencias al centro médico.

Los afiliados deben esperar por horas para ser evaluados por los médicos generales y ser clasificados según la enfermedad que padezcan.

Patricia Neira, afiliada de la EPS, cuenta que ingresó el pasado lunes 13 de junio a las seis y media de la tarde y fue atendida a la media noche, pues según los médicos no había ni camillas ni personal suficiente para lograr evacuar la totalidad de pacientes que esperaban por una cita.

A pesar de tener una orden de remisión para que fuera operada de urgencia, esta mujer tuvo que esperar hasta el día siguiente a las dos de la tarde para que algún hospital de la ciudad tuviera camillas disponibles y así poder realizarle la intervención.

"Es inhumano el trato que les dan a las personas, ese lugar parecía un hospital de guerra", aseguró Patricia.

Cuenta también que durante las horas que estuvo allí presenció como los pacientes buscaban en el suelo de la entidad espacios para acostarse mientras se les aplicaba los medicamentos correspondientes, todo esto por falta de camillas.

Juan Diego Torres, quien iba como acompañante de otro paciente, dice sentirse aterrado por el estado en el que se encuentra la salud en Colombia.

"Estoy indignado por completo, nunca me imaginé que a las personas les presentaban tantos obstáculos para ser atendidas. Es un hacinamiento".

"Sí hay un problema"
Para Javier Ignacio Urrego, director de prestación de servicios de Coomeva, esta problemática que se presenta en la ciudad no es nueva y es bastante delicada.

Asegura que este colapso en la atención se genera por el aseguramiento universal y porque llegan pacientes de otros departamentos para ser atendidos en la ciudad.

"Donde se genera el cuello de botella es en el flujo de los pacientes hacia los servicios de hospitalización por falta de disponibilidad de camas, a pesar de tener contrato con casi toda la red hospitalaria el personal calificado debe buscar camas en todos los hospitales. Ahí se genera la espera de los pacientes", afirma Urrego.

Según funcionarios de Coomeva, esta EPS tiene contrato con varias IPS de la ciudad adonde los pacientes pueden acudir para ser atendidos. En caso de una urgencia vital pueden ingresar a cualquier clínica de la ciudad.