HISTÓRICO
La disco más famosa apagó su rumba
  • La disco más famosa apagó su rumba
POR GUSTAVO OSPINA ZAPATA | Publicado el 03 de marzo de 2012

Alguien lanzó el rumor y este se regó como bola de nieve: el diablo se apareció en la discoteca Mango's y supuestamente la chica que lo vio quedó tan consternada, que pasó varios días en coma. Nunca se supo si se salvó o al final se fue a la eternidad.

Era la Semana Santa de 2005 y Mango's, que era toda una novedad en la ciudad, no veía mayor pecado en abrir sus puertas un martes santo.

-Hay que cerrar jueves y viernes, entonces aprovechemos los días previos-, se dijeron Juan Gonzalo Barrientosy Jorge Mario López, administrador y dueño de la discoteca más famosa de Colombia.

Pero tal vez las envidias de otros dueños de discotecas o a lo mejor porque una joven sumida en la culpa por haber bailado en plena Semana Santa en verdad sintió la presencia del Demonio, hicieron que se regara la especie: a Mango's llegó el Diablo.

El rumor corrió así: cuando los asistentes disfrutaban de la rumba, al local ingresó un joven de rasgos finos, muy bello, estilo galán de telenovela. Tomó una mesa y al rato sacó a una joven a bailar. Cuando estaban en la pista, él le advirtió al oído: "no me vayas a mirar a los pies".

¡Claro!, la curiosidad mata, ella no aguantó la tentación y fue lo primero que hizo. Su sorpresa fue grande cuando en lugar de pies le vio unas pezuñas como de novillo. De inmediato se regó un olor a azufre, la chica cayó desmayada y el supuesto joven se perdió en una nube de humo.

-Era el Diablo que les quiso dar una lección-, decían los comentarios de la gente. Y el rumor se hizo mito...

Descanso para oxigenar
-No sabemos de dónde surgió esa historia, pero decidimos aprovecharla para organizar los Carnavales del Diablo, iguales a los de Riosucio (Caldas) y el Mardi Gras, eso se volvió a favor nuestro-, cuenta ahora, siete años después, Juan Gonzalo Barrientos , quien confirma que leyendas como esta que hicieron famosa su discoteca ya no se verán más en la ciudad: Mango's cierra por un tiempo. En el lugar funcionarán varias discos diferentes: Oye Bonita (en próximos días) y ya están abiertas La Cantina y Dulce Jesús Mío.

Pero Mango's como tal guarda su nombre. En los meses que siguen se reinventará y abrirá en otro lugar y con un estilo de rumba diferente.

Jorge López, su dueño, da las razones: este negocio es de novedad, el mismo concepto agota. Hay que reinventarse.

-Muchas discotecas hacen promociones que nosotros no podemos, porque tenemos 140 empleados. Pagamos bailarinas y todo eso sale costoso.

Y menciona un factor bien simpático: muchos extranjeros cogieron la costumbre de llegar con tres o cuatro muchachas bonitas a alardear y otros a hacerles propuestas a bailarinas y empleadas o a querer conquistar a las novias de los visitantes.

Todo eso sumó para que Mango's diga hasta pronto, porque no es un adiós.

-Mango's es un nombre, una marca y no puede morir-, puntualiza el dueño.

Muchos la van a extrañar: la disco de la rumba navideña cada fin de mes, del Mardi Gras (copia del festival de Nueva Orleans), de las marranadas y los sancochos el 31 de diciembre, de los disfraces y de las más bellas bailarinas de Medellín, ya no está más en escena. Se apagó la rumba del estilo Oeste.