HISTÓRICO
La FLA innova de la mano de la U. de A.
  • La FLA innova de la mano de la U. de A. | Donaldo Zuluaga | Entre los proyectos terminados, en ejecución y próximos a iniciar, la Fábrica de Licores de Antioquia ha invertido cerca de 1.580 millones de pesos en el convenio con la Universidad de Antioquia,
    La FLA innova de la mano de la U. de A. | Donaldo Zuluaga | Entre los proyectos terminados, en ejecución y próximos a iniciar, la Fábrica de Licores de Antioquia ha invertido cerca de 1.580 millones de pesos en el convenio con la Universidad de Antioquia,
Camila Aristizábal Arango | Publicado el 07 de junio de 2011

La alianza entre la Universidad de Antioquia y la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA), más que una jugada estratégica, es algo natural. Así lo señaló el subgerente de Producción de la licorera, Germán Schäfer, que desde que llegó a la compañía supo exactamente lo que tenía que hacer para convertirla en una de las mayores generadoras de valor agregado del país.

"Cuando llegamos acá, la primera pregunta que nos hicimos fue: ¿Dónde están los científicos, los investigadores y el departamento de Ingeniería que le va a permitir a esta compañía seguir desarrollando procesos, productos y actualizándose tecnológicamente para ser competitivos, para tener unos mayores ingresos? Nos encontramos con que no había nadie. El encargado de Investigación y Desarrollo era un administrador de Empresas que se encargaba de los registros Invima".

Con esta gran inquietud en mente, Schäfer invitó al rector de la Universidad de Antioquia, Alberto Uribe Correa y le planteó la posibilidad de un convenio Universidad-Empresa-Estado, en el que se beneficiarían todos los participantes.

"La Universidad de Antioquia es nuestra aliada natural, dado que, tanto ella como la FLA hacen parte de los activos del Departamento de Antioquia y una proporción importante del presupuesto con el que funciona la universidad es generado por los ingresos de la FLA", señala.

En este sentido, indicó que el dos por ciento de los ingresos provenientes de la venta de licores se destinan al presupuesto de la Universidad de Antioquia para proyectos de inversión, como adecuación de infraestructura y compra de equipos. En 2010, esta partida representó unos 10.500 millones de pesos.

Convenio multidisciplinario
Daniel Madrigal es el director del convenio y explica que en él participan los programas de Economía, Microbiología, Ingeniería, Biotecnología y Biología.

"En la FLA nos planteamos unas necesidades específicas y a partir de ellas vemos unas posibilidades de proyecto. La Universidad de Antioquia también tiene la capacidad de identificar necesidades según sus competencias. De esta manera, algunos proyectos salen de la fábrica, otros de la universidad y las propuestas se empiezan a estudiar conjuntamente para elaborar un proyecto productivo".

A solo un año y medio del inicio del programa, los resultados ya se empiezan a ver en los balances de la empresa. "Como consecuencia de esta cooperación, pasamos de tener unas ventas de 720 mil millones de pesos en 2007, a 954 mil millones de pesos en 2010. Así mismo, nuestra utilidad industrial fue de 220 mil millones de pesos en 2007 y este año esperamos cerrar con una cifra de 274 mil millones. La compañía, todos los días, busca la disminución en su costo unitario de fabricación, para buscar un mayor margen de utilidad y para ser más competitivos en el mercado", explicó Schäfer. Y también se ha visto reflejado en la aceptación de los consumidores por los productos: la participación en el mercado pasó del 46 por ciento al 54 por ciento.

Desarrollo de procesos
El subgerente de Producción contó la experiencia de re-diseño de uno de los productos de la empresa, en desarrollo del convenio:

"El Vodka Monteskaya fue un producto con el que se replanteó todo su proceso de elaboración, desde la fermentación. No fue solo que tomamos una botella y la pusimos bonita... fue un proyecto donde el producto lo modificamos desde su esencia industrial".

Así mismo, la empresa desarrolló nuevos productos, como la crema de ron ocho años y los vodkas saborizados, dentro del marco de un programa de aplicación de ciencia, tecnología e innovación.