HISTÓRICO
La fuga del vampiro del pueblo
POR DIEGO AGUDELO GÓMEZ | Publicado el 17 de abril de 2013
El 28 de noviembre de 2012, a tan solo 23 días del anunciado fin del mundo de los mayas, en una pequeña villa de Serbia corrió el rumor de que el vampiro que vivía hace siglos en una cabaña del bosque, según una leyenda antigua, había escapado.

Los 619 habitantes de Zarožje se tomaron en serio la noticia y el alcalde Miodrag Vujetic se vio en la obligación de emitir un anuncio oficial previniendo a las personas, pues el vampiro Sava Savanovic ponía en riesgo la salud pública.

En la declaración que el alcalde ofreció a medios de comunicación, parece realmente un político preocupado por la fuga de un peligroso criminal: "La idea de que el vampiro ahora no tiene hogar y está buscando posibles víctimas está aterrorizando a la gente. Todos estamos asustados."

Así, la figura que atrajo a los turistas durante décadas, así como Drácula lleva a Transilvania miles de viajeros, se convirtió en una amenaza pero también en una curiosidad de las redes.

Casi desde la misma fecha en la que se descubrió demolida la cabaña del vampiro, apareció una cuenta en Twitter desde la que él mismo (o alguien que se hace pasar por él) narra sus andanzas después de un sueño milenario.

Tiene un humor agudo, acorde con su imagen de anciano bohemio (su semejanza con el poeta del realismo sucio Charles Bukowski es curiosa), y a través de sus trinos ha reclutado seguidores que parecen rendirle culto. Además, anunció que está buscando un nuevo pueblo en Europa para irse a vivir. Siguiendo su cuenta se puede conocer el punto de vista de un mito que vuelve a la vida y se encuentra de frente con el desconcertante mundo moderno.