HISTÓRICO
La inquietante situación de la seguridad en Colombia
  • La inquietante situación de la seguridad en Colombia |
    La inquietante situación de la seguridad en Colombia |
POR DANIEL RIVERA MARÍN Y JUAN CARLOS MONROY G. | Publicado el 26 de mayo de 2012

En materia de seguridad, el país parecería enfrentar una encrucijada similar a la que vivió entre los años 1993-1994, cuando la guerrilla arreció sus ataques tras el frustrado proceso de paz con el expresidente César Gaviria; los grupos de autodefensa fortalecieron su presencia nacional y el narcotráfico, sin un gran capo, se convirtió en un monstruo de mil cabezas.

No obstante, contrario a aquella época, hoy los escenarios de violencia más complejos se viven en las zonas consideradas "santuarios guerrilleros", donde la presencia del Estado era casi que invisible, además de los atentados contra la infraestructura petrolera. De ahí que la entrada de la Fuerza Pública a territorios apartados de la geografía nacional multiplicaron las confrontaciones relámpago y las acciones de terrorismo, pues las Farc están lejos del poder que tenían en aquella época.

La Corporación Nuevo Arco Iris, luego de varias investigaciones, concluyó que al igual que hace tres lustros, "estamos ante la posibilidad de una salida del conflicto por medio del diálogo o con la amenaza de caer en una época de oscura violencia, como el período 1995 - 2005".

LA ESCALADA VIOLENTA EN TODO EL PAÍS
León Valencia , director de la Corporación Nuevo Arco Iris, aseguró que en 2012 van 638 acciones de las Farc, de las cuales 138 han sido en municipios cercanos a la frontera con Venezuela. "Según la proyección que hacemos, todo apunta a un aumento progresivo", dijo Valencia.

También sumó que en 2010 hubo 2.300 bajas de la Fuerza Pública, entre muertos y heridos, y con las de 2011 a la fecha ya se cuentan 7.500 bajas. "La mayoría de ellos por caer en minas antipersonal. Hay muchas mutilaciones, es una guerra que el país no ve".

Valencia concluyó que hasta 2008 la guerrilla estuvo muy arrincona y derrotada en grandes campamentos y unidades, "pero de ahí en adelante se reorganizaron, se dispersaron en pequeños grupos, lo que coincidió con un resurgimiento de los paramilitares".

Esa preocupación por el fortalecimiento de las denominadas bandas criminales es compartida por organizaciones como Human Rights Watch y la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, que califican a estos grupos "postdesmovilización" como la principal amenaza para el país.

AUMENTARON LOS ATENTADOS A PETROLERAS
Por su parte, Alfredo Rangel, director de la Fundación Seguridad y Democracia, explicó que la guerrilla ha recuperado terreno que se le había quitado. "Eso se debe al desánimo del Ejército por la inseguridad jurídica en la que se encuentra", afirmó Rangel, quien indicó que la guerrilla ha venido incrementando de tiempo atrás sus acciones violentas.

El Centro Seguridad y Democracia, dirigido por Rangel, detalló cómo los ataques contra "la infraestructura nacional" (torres de energía, oleoductos, vías) aumentaron en un 57 por ciento con relación al año pasado y ha sido el más alto de los últimos cinco años".

Rangel agregó que la industria petrolera sufrió un incremento de ataques en un 160 por ciento con relación al 2011 e incluso impidieron que este año el país cumpliera la meta de producir un millón de barriles de petróleo al día. Dicho instituto también indicó cómo los retenes ilegales en carreteras del país aumentaron un 400 por ciento. "En el trimestre que termina se presentaron más casos en los últimos tres años".


LOS ATENTADOS A LA FUERZA PÚBLICA
Un informe de Terra Consultores, basado en cifras del Ministerio de Defensa, confirmó este complejo panorama al indicar que en el primer cuatrimestre se registraron 281 ataques terroristas, un 66 por ciento más que en el mismo periodo de 2011, año con 169 atentados de este tipo.

Pero no todos los análisis del conflicto apuntan a un fortalecimiento de la guerrilla ni una pérdida del control del país.

Para Jairo Delgado , general (r) de la Policía y director de análisis del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, aunque en determinadas regiones se incrementaron los ataques guerrilleros, eso no se traduce en control territorial o en movimientos de grandes estructuras armadas.

"La confrontación se concentra en zonas de retaguardia, santuarios por décadas de Farc y Eln donde la Fuerza Pública llegó en años recientes. Por eso ocurren emboscadas y atentados terroristas, que les permiten mostrarse, crear percepción de inseguridad de la opinión pública, así no tengan capacidad sostenida de combate".

Por su parte Carlos Andrés Prieto , investigador de la Fundación Ideas para la Paz, sostuvo que es evidente que las guerrillas lograron adaptarse a la ofensiva militar que las debilitó, pero insistió en que la escalada de ataques debe generar reacción del Estado.

John Marulanda , analista militar, consideró que "el Estado debe aplicar la explotación del éxito, porque si lo que logró el Gobierno anterior no se consolida se pierde todo el esfuerzo. Necesitamos más golpes contundentes para negarles la oportunidad de fortalecerse. Sí, se podría volver a un periodo de confrontación interna muy intensa, pero la Farc no son el mismo ejército que hace diez años", puntualizó el analista.