HISTÓRICO
La lucha criolla cumplió su gran sueño
  • La lucha criolla cumplió su gran sueño | Róbinson Sáenz | La lucha libre le aportó ayer dos medallas de oro a la delegación colombiana en los Juegos Suramericanos.
    La lucha criolla cumplió su gran sueño | Róbinson Sáenz | La lucha libre le aportó ayer dos medallas de oro a la delegación colombiana en los Juegos Suramericanos.
Jaime Herrera Correa | Publicado el 26 de marzo de 2010

Cuando se lucha con claridad por un objetivo los resultados deben ser positivos y dejan sin piso las especulaciones y la improvisación.

Colombia se propuso conseguir cinco preseas doradas con sus luchadores y las alcanzó con tal convicción que superó la cuenta y estuvo muy cerca de lograr algo más que las seis medallas doradas que sumó en los Juegos Suramericanos.

Con dos preseas doradas y tres de plata respondió la categoría libre ayer, aunque el técnico David Gutiérrez se lamentó de "dos que estaban casi fijas, pero se nos escaparon por una lesión y un revés con el que no contábamos".

El inconformismo del entrenador paisa es porque conoce la capacidad de sus pupilos. Esa que le sobró a Fredy Serna y Nelson García para bañar en oro la lucha colombiana.

Serna le ganó el último combate, en los 55 kilogramos, al venezolano Fernando Paredes, mientras que Nelson García, en los 60, cayó con el también patriota César García, pero la sumatoria lo favoreció.

Las otras doradas que esperaba la delegación tricolor corrían de cuenta de los ganchos y la potencia de Édison Hurtado y Jarlis Mosquera. No llegaron debido a que el primero terminó por fuera de la competencia al lesionarse el codo cuando ganaba 3-0 el primer combate en los 55 kilogramos y el segundo avanzó hasta la última fase, pero cayó con el venezolano José Díaz y tuvo que conformarse con la plata en 84 kilogramos.

En la segunda posición también quedaron Rosalío Medrano, en 74 kilogramos, y Fabián Zapata, en los 120.

Un día de dos oros y tres platas es algo soñado para cualquier selección, solo que David Gutiérrez enfatizó en que "teníamos con qué alcanzar algo mejor; claro que cumplimos, ya que nuestras cuentas eran cinco oros y superamos esa cifra".

Pese a ese lamento, la actuación de la lucha nacional terminó de exitosa en la tercera y última jornada. El primer día logró una medalla dorada, el segundo tres y ayer fueron dos para un total de seis que dejó a los colombianos pensando en algo muy serio para los próximos Juegos Suramericanos.

Colombia dio la lucha en grecorromana y libre y la ganó así ayer haya estado muy cerca de cerrar su actuación con cuatro metales preciosos. Lo importante es que respondió de local y demostró progresos.