HISTÓRICO
La magia de Neymar se hizo presente en la victoria 3-0 de Brasil ante Japón
  • FOTO REUTERS
    FOTO REUTERS
AP | Publicado el 15 de junio de 2013

Neymar rompió este sábado su sequia de goles con la selección y abrió el camino a la victoria de Brasil por 3-0 sobre Japón con una anotación en el partido inaugural de la Copa Confederaciones.

El combinado auriverde, ante 67.000 espectadores que no pararon de apoyarlo, mostró un fútbol intermitente, trabado por el rígido esquema de contención montado por Japón, que apostó al contragolpe para vulnerar al rival.

Neymar abrió el marcador apenas a los tres minutos en un disparo de fuera del área después de que Fred paró de pecho un centro de Marcelo. El estelar número 10 de Brasil rompió así un ayuno de nueve partidos sin anotar con la selección y su ex club, el Santos, y lo conmemoró con una danza de samba.

Un coro de "Neymar, Neymar" inundó la gradería tras la anotación del crack, recién contratado por el Barcelona de España.

Paulinho puso el 2-0 al recibir en el área un centro de Daniel Alves al minuto 48 y Jo marcó el 3-0 definitivo en tiempo adicional tras recibir un pase filtrado de Oscar.

El partido se realizó bajo un ambiente impresionante en el Estadio Nacional Mané Garrincha, con la casi totalidad de sus 71.800 lugares ocupados. Antes del inicio del partido, el público abucheó a la presidenta brasileña Dilma Rousseff y al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, cuando dieron por inaugurado el torneo intercontinental.

"Amigos del fútbol, ¿dónde está el 'fair plai'''?, preguntó Blatter al público que lo silbaba.

Brasil tuvo mucho más control del balón aunque sufrió para superar la marcación de Japón, que ocasionalmente lograba robar la pelota y desplegar contragolpes peligrosos, generalmente comandados por su mariscal de campo Shinji Kagawa, en combinaciones con el ariete Shinji Okazaki y el volante Keisuke Honda.

Oscar, el dueño de la manija en el mediocampo brasileño, debió desplazarse a la banda izquierda en busca de combinaciones con el lateral Marcelo, porque atrás de los delanteros, su posición habitual, no tenía espacio para actuar. Hulk tuvo mejores incursiones por el lado derecho en combinaciones con Daniel Alves.

Pese a la anotación, el nuevo astro del Barcelona tuvo escasas oportunidades de brillar, severamente vigilado por el defensor Atsuto Uchida, quien no le dejó mostrar su habilidad, e incluso debió ser sustituido tras sufrir una falta fuerte.

Japón tuvo su mejor oportunidad de marcar con un disparo de Kagawa a los 71 minutos, lo que obligó a una intervención del arquero Julio Cesar.

Con el 2-0 a favor, el técnico brasileño mandó a calentar al habilidoso volante Lucas, cuyo nombre venía siendo coreado por la afición. Sin embargo, su entrada en el lugar de Neymar no fue bien recibida por la afición, que voceó su desaprobación.

La entrada de Lucas y de Hernanes dieron un nuevo aire Brasil en su parte ofensiva, pero el gol cayó por una acción de Jo, el último jugador que entró de cambio.