HISTÓRICO
La nueva generación quiere a Medellín
Manuela Bernal | Publicado el 27 de octubre de 2008
Una generación completa del Valle de Aburrá creció cantando la canción "depende también de ti, darle amor a Medellín... Quiero a Medellín", una campaña que hace casi 25 años quedó grabada en las mentes de todos.

La mayoría recuerda este simpático corazón rojo que fue la imagen de la campaña por tantos años y que hoy todavía lo vemos en otras campañas cívicas.

Esta es una interesante labor realizada por la fundación Amor por Medellín y por Antioquia creada en la década de los 80 por iniciativa de la Administración Municipal y con el apoyo de más de 70 líderes empresariales y cívicos.

El principal objetivo de esta fundación siempre ha sido fomentar la educación por medio de diferentes programas, asegurando así ciudadanos responsables y actores comprometidos con la sociedad y gestores de su propio desarrollo.

Además de la campaña Quiero a Medellín, la fundación ha puesto en práctica otras campañas cívicas como la de Reciclaje, campaña para el empleo, Educación Vital, Educación tributaria, Bienvenida Navidad, Si no votas el problema rebota, Piensa antes de votar, Medellín ciudad Botero, Da lo mejor de ti Quiere a Medellín durante la Copa América e Izar la bandera.

Todas ellas han sido muy exitosas y han aportado su granito de arena para que todos tengamos una mejor calidad de vida en la ciudad.

Por eso hoy, casi 25 años después, la Fundación lanza su nueva campaña Quiero a Medellín Nueva Generación para que los jóvenes de ahora tomen conciencia y de igual manera dejen su huella de amor en la ciudad.

El lanzamiento de esta nueva campaña se realizará esta noche en Plaza Mayor, en la Caja de Madera, a las 7:30 de la noche y esta vez, los encargados de interpretar la nueva versión de la canción serán el grupo de Lucas Arnau y Canto Alegre, con un show que vienen preparando desde hace varios meses.

La idea es que a partir de mañana escuchemos de nuevo por todos los rincones de Medellín, personas cantando esas estrofas que nos recuerdan el valor que tiene nuestra ciudad, lo más valioso de la gente y ese inmenso amor que los paisas tenemos por nosotros mismos, para que el día de mañana tengamos un mejor lugar para vivir.