HISTÓRICO
La obsesión de Dan son los dinosaurios
  • La obsesión de Dan son los dinosaurios | Cortesía | A J.J.Johnson, el director de Dino Dan, le gusta trabajar con niños porque "son brillantes".
    La obsesión de Dan son los dinosaurios | Cortesía | A J.J.Johnson, el director de Dino Dan, le gusta trabajar con niños porque "son brillantes".
Lilliana Vélez De Restrepo | Publicado el 13 de marzo de 2011

Será posible que un tiranosaurio rex empuje el trineo de Papá Noel? ¿Que debajo de la cama exista un compsognathus? ¿Y que el malo no sea el lobo, sino un spinosaurus? Pues el pequeño Dan está seguro de que es así, ¡y es que para él, los dinosaurios están en todas partes!

Se trata de una serie acerca de Dan Henderson, un chico de 10 años que vive con su mamá y Trek, su hermano menor. Él cuida a su perrito Doug, tiene muchos amigos y una obsesión con estos extintos animales.

Come, duerme, y respira pensando en estas criaturas prehistóricas; tanto así que su apodo es Dino Dan. Sabe tanto que ya es un experto en Triásico, Jurásico y Cretácico, y sueña con ser un paleontólogo algún día.

Cada episodio de media hora se centra alrededor de un problema de la vida cotidiana de los niños, como tener que compartir juguetes con el hermanito, ir al dentista o aprender a ganar a las escondidas.

Estos conflictos llevan a Dan a preguntarse como actuaría un dinosaurio en una situación similar, por lo que formula una "dinopregunta" o experimento.

EL COLOMBIANO entrevistó al canadiense J.J. Jhonson, quien a sus 29 años de edad es considerado el mejor director de televisión infantil. J.J. es el creador, productor, escritor y director de Dino Dan.

¿De dónde nace esta idea?
"En realidad todo comenzó hace unos cuantos años con un show que creé llamado Daniel Cook. Era sobre un niño de cinco años y en una de mis conversaciones con él le pregunté qué le gustaría hacer cuando fuera grande. Respondió que paleontólogo. Durante dos años vivimos aventuras con el chico y al término de la serie todavía quería ser paleontólogo. Así era de grande su pasión por los dinosaurios. Así que empecé a pensar en hacer un show con estas criaturas. Ese fue el génesis de Dino Dan".

En la serie Dan tiene una gran imaginación. Pero no solo él. ¿De dónde toma usted toda esta inspiración?
"Mucha parte viene de los propios niños. Ellos dan una gran cantidad de ideas. Me siento afortunado de ser el director y productor. Trabajamos con muchos niños y es como tener la audiencia en el set. Son muy honestos, dicen lo que les gusta y lo que no. Originalmente en la serie sólo serían las historias de Dan, pero luego vimos que él podía contarles a sus amigos las historias en las que además de los dinosaurios, están involucradas la amistad, el respeto y las ganas de explorar".

Por lo visto la serie es más que sólo entretenimiento y tiene que ver con educación y valores.
"¡Ciertamente! Me encanta saber que, primero que todo, es una historia que cautiva y de paso va dejando enseñanzas. No es que les llenemos la cabeza con hechos, sino que tratamos, de corazón, darles algo excitante que los induzca a querer saber más, a consultar, a querer visitar un museo. De esta manera, los chicos no sólo conocen una variedad de animales del pasado, sino que desarrollan la habilidad de investigar y entender mejor a la naturaleza. Estimula la curiosidad natural de los niños y los invita a involucrarse con la ciencia. Eso es lo que más nos fascina hacer".