HISTÓRICO
LA OPRESIÓN DE LOS TALIBANES
Por JOSÉ MANUEL, L. C. | Publicado el 25 de abril de 2013
"Todos los hombres se dejarán crecer la barba. Los niños llevarán turbante. Se prohíbe cantar y bailar. Se prohíbe escribir libros, ver películas y pintar cuadros. Al que robe se le cortará la mano por la muñeca. Si vuelve a robar, se le cortará un pie. Las mujeres permanecerán en la casa. No pueden salir solas, a no ser con un pariente masculino. Irán cubiertas con el burka cuando salgan a la calle…".

Estos son algunos de los mandatos que los talibanes impusieron, en septiembre de 1996, a los ciudadanos de Kabul, cuando tomaron la ciudad después de derrocar a los rebeldes.

Desde hace tres décadas, la crisis de los refugiados de Afganistán ha sido una de las más graves del planeta y prácticamente ignorada por Occidente. Guerra, hambre, anarquía y opresión obligaron a millones de personas a abandonar sus hogares y huir hacia Irán o Paquistán.

Khaled Hosseini, autor del libro Mil soles espléndidos, comparte este drama en una conmovedora novela que, además de impactante, nos ayuda a valorar el legado que el cristianismo y la cultura greco-romana nos han heredado.

Debemos alargar la mirada hacia el Oriente e interesarnos por lo que sucede en estos pueblos que sufren violencia, donde los derechos de las mujeres están totalmente conculcados y que no podemos ignorar.