HISTÓRICO
LA RECETA DE LA MADRE LAURA
  • LA RECETA DE LA MADRE LAURA |
    LA RECETA DE LA MADRE LAURA |
Por JUAN CARLOS GREIFFENSTEIN | Publicado el 27 de abril de 2013

Tres directores de canales de televisión se reúnen en torno a la mesa. El tema: la canonización de la Madre Laura. Cada uno tenía su propia receta para llevar alimento espiritual a sus televidentes. Pero el resultado era algo insípido, como en las mejores recetas, faltaba la mezcla. En síntesis: había que unir en vez de caminar por senderos separados.

Región de Otavalo en el Ecuador: decenas de campesinos una vez al mes se reúnen para participar del Pamba Mesa. Animados por las misioneras de la Madre Laura ellos acuden a la vereda con el fruto de sus sembrados. Brota del compartir, un suculento y variado almuerzo; entre los presentes reina un ambiente festivo de hermandad y compañerismo. Así se integran las comunidades, tal cual lo hacían los primeros cristianos que se reunían para partir el pan.

De nuevo en la mesa ante un interrogante: ¿Por qué no unir el fruto de un trabajo desplegado por habitantes de un mismo suelo con el común denominador de hacer televisión de alta calidad? El reto estaba entonces en preparar un muy buen plato televisivo para toda la gran audiencia que espera el principal evento religioso en la historia de Colombia.

La Madre Laura aun suscita el convite alimenticio entre sus indígenas y campesinos. Ahora el convite será con los tres canales de televisión de su Antioquia quer ida: Teleantioquia, Telemedellín y Tele Vida.

Juntos darán lo mejor de sí para que el 12 de mayo en una sola señal, nuestros pueblos puedan deleitarse con las imágenes que elevarán a los cielos, en grado de santidad, a una mujer sencilla, maestra de escuela, caminante, de suma tenacidad por lograr la inclusión social de sus indígenas en la región de Urabá.

El ambamesa será con alta tecnología, creatividad periodística, investigación y un plato fuerte: la integración de nuestra televisión regional y local.

Con el lenguaje de la equidad que pregonó con hechos y muy pocas palabras la Madre Laura Montoya Upegui, la transmisión en el amanecer del 12 de mayo servirá para mostrarnos que al compartir, todo sabe mejor. Por eso en Otavalo ese domingo habrá convite.