HISTÓRICO
La responsabilidad civil en materia de construcción
Isabel Cristina López | Publicado el 29 de abril de 2011
De acuerdo con el sistema establecido por el Código Civil Colombiano, además de las normas generales de indemnización de perjuicios causados por el incumplimiento de una de las partes contratantes, los contratos para la construcción de una obra están regulados por las disposiciones contenidas en el artículo 2060 de la citada norma. De conformidad con el numeral tercero "si el edificio perece o amenaza ruina, en todo o en parte, en los diez años subsiguientes a su entrega, por vicio de la construcción o por vicio del suelo que el constructor o las personas empleadas por él hayan debido conocer en razón de su oficio, o por vicio de los materiales, será responsable el empresario", extendiéndose esta responsabilidad también a los arquitectos o ingenieros que se encargan de la construcción de la obra.

En este sentido, la legislación en materia de consumo que tiene como propósito la protección de la posición del comprador en sus relaciones con los fabricantes, suministradores y proveedores de productos y servicios, ha adoptado una política legislativa de protección a los compradores que redunda claramente en beneficio del sector, en cuanto contribuye a crear un marco de confianza.

Para el concreto sector de la construcción, de lo que se trata es de garantizar a los compradores que el bien que adquieren alcanza los niveles adecuados de seguridad, funcionalidad y habitabilidad y esto se logra:

a) Exigiendo unos estándares mínimos de calidad en todos los elementos del proceso constructivo (suelo, materiales, ejecución de la obra, garantías, etc.), mediante mecanismos eficaces de control de dicho proceso.

b) Estableciendo un sistema claro de responsabilidad de las diferentes personas que intervienen en el proceso de construcción, atendiendo las funciones específicas de cada uno de ellos en el proceso.

c) Adoptando un sistema efectivo de garantías, por el que se asegure al comprador final la subsanación de los vicios o el reconocimiento de las correspondientes indemnizaciones por los daños sufridos.

Teniendo en cuenta que nuestra legislación adolece de precisión en el tema de las reclamaciones post-venta, en cuanto a la identificación, obligación, y responsabilidad de las personas que intervienen en el proceso de la construcción, como en lo que se refiere a las garantías para proteger a los compradores de vivienda, se han generado diferentes espacios de discusión y análisis alrededor de este tema. En ellos, se pretende hacer un llamado a los compradores de vivienda, para que sus negociaciones las realicen con firmas de reconocida trayectoria e idoneidad, afiliadas a un gremio, que garanticen el cumplimiento de todas las obligaciones surgidas.