HISTÓRICO
La roca de 46 metros vino y siguió de largo
  • La roca de 46 metros vino y siguió de largo | Así debe lucir el asteroide 1999 RQ26 que se cree podría estar en curso de colisión con la Tierra el siglo próximo. No obsante hay dudas y su órbita será estudiada con más detalle. FOTO NASA
    La roca de 46 metros vino y siguió de largo | Así debe lucir el asteroide 1999 RQ26 que se cree podría estar en curso de colisión con la Tierra el siglo próximo. No obsante hay dudas y su órbita será estudiada con más detalle. FOTO NASA
Por RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ | Publicado el 15 de febrero de 2013

De esos espectáculos en los que el espectador se queda esperando más. Eso fue lo que sucedió ayer el paso del asteroide 2012 DA14 a 27.000 kilómetros de la Tierra.

Transmisiones vía streaming como la de la Nasa, dejaban ver una pequeña raya que se movía. Y para saber que venía, llegó y se fue, era necesario mirar abajo de la pantalla la distancia a la que estaba, los segundos que faltaban para el máximo acercamiento y cómo se fue yendo.

En la pantalla nada cambió. "Ya se fue", dijo Don Yeomans, jefe del Programa de Objetos Cercanos de la Nasa.

Estaba enlazado con el observatorio Gingin en Australia. En ese gran país, otros tres no le perdían la vista al escaso visitante: el Sanford Valley, el Siding Spring y el Southern Cross.

Como estaba previsto hace meses, no había peligro de que se acercara más a la Tierra. Esta, de hecho, cambiará la órbita del objeto de 46 metros, que a su regreso en 2046 pasará a más de 600.000 kilómetros de distancia.

La pequeña roca pasó a 28.100 kilómetros por hora y continuó alejándose. Hoy en la mañana estará fuera del sistema terrestre, es decir más allá de la órbita de la Luna.

Es esa velocidad lo que aumenta la preocupación de que alguno se encuentre en curso de colisión, como dijo Edward Beshore, de la Universidad de Arizona.

Por ahora está descartado que alguno de los conocidos vaya a impactar la Tierra. Pero el denominado 1999 RQ36 tiene 1 en 240 chances de que lo haga el siglo próximo.

La misión Osiris-REx, que lanzará la Nasa en 2016, precisará mejor su ruta espacial, para eliminar o no cualquier amenaza.

El RQ26 es un asteroide más preocupante que 2102 DA14, pues mide cerca de 457 metros, por lo que causaría daños regionales de consideración.

Un asteroide del tamaño del DA14 no había pasado tan cerca desde que comenzaron las observaciones de la Nasa hace medio siglo. En promedio cada 40 años se observa uno así y cada 1.200 años penetra en la atmósfera y choca contra la superficie.

De los objetos estudiados no se espera un gran acercamiento en lo que resta del año, aunque de vez en cuando aparecen algunos no detectados antes.