HISTÓRICO
LA SABIDURÍA DE SAN AGUSTÍN
Por GONZALO GALLO | Publicado el 03 de octubre de 2012
San Agustín fue un gran amante; un enamorado de Dios, de la vida y de sus seres queridos.

Uno nunca se cansa de leer su libro Las Confesiones y, si usted no lo tiene, ojalá lo consiga.

Han pasado muchos siglos desde que nació al norte del África pero su mensaje se conserva fresco y rico en sabiduría. Una vez dijo: “hablando menos oramos mejor”.

Algo difícil para ciertos predicadores y sus fieles.

Compuso hermosas plegarias y te comparto estos apartes de una dirigida a Jesús como centro de la vida:

“Señor Jesús, que me conozca a mí y te conozca a ti. Que no desee otra cosa, sino a ti.

Que todo lo haga siempre por ti, acepte todo como venido de ti, escoja seguirte sólo a ti y ponga toda mi confianza en ti.

Mírame para que sólo te ame a ti y llámame para que solo te siga a ti. Mi deseo es estar siempre junto a ti”.