HISTÓRICO
La Sirga compite por Colombia en los Ariel
  • La Sirga compite por Colombia en los Ariel | La Sirga fue rodada en la Laguna de la Cocha, departamento de Nariño. FOTO CORTESÍA
    La Sirga compite por Colombia en los Ariel | La Sirga fue rodada en la Laguna de la Cocha, departamento de Nariño. FOTO CORTESÍA
Por JUAN DAVID MONTOYA | Publicado el 28 de enero de 2013

Películas con punto de vista, sinceras, nada pretenciosas y que "no buscan ser obras maestras". Para el realizador caleño William Vega, esto es lo que han valorado los festivales internacionales de sus proyectos cinematográficos.

Estos elementos fueron los que quiso impulsar la Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas, que acaba de escoger La Sirga como la cinta que representará al país en los premios Ariel de México, que se entregarán el próximo 28 de mayo.

Una fotografía "fría, distante", así como las actuaciones "mesuradas, mínimas", fueron elementos destacados de la cinta según Camila Loboguerrero, directora y representante de los guionistas ante la Academia colombiana.

La primera cinta nacional que debuta en internet, este es un filme que ha sido seleccionado por algunos de los más importantes festivales fílmicos del mundo. Entre ellos San Sebastián y Cannes.

Después de exhibir La Sirga en la Quincena de Realizadores, Vega resultó ganador de una de las becas de creación que entrega Cinéfondation, residencia creada por el Festival de Cannes en 1998.

El trabajo
En entrevista con El Colombiano, el cineasta aseguró que aún es pronto para hablar con detalle de la película que desarrolla allí. Adelantó, sin embargo, que "también es una película basada en experiencias personales, que va a tener unos referentes geográficos muy interesantes de Colombia".

La Sirga fue grabada en la Laguna de la Cocha, departamento de Nariño, una locación lúgubre a 2.800 metros sobre el nivel del mar.

"Me gusta el sonido del viento, me gustan mucho las caras de la gente, cómo tienen sus labios por el frío, por el viento", añadió Loboguerrero.

Paralelo a su nueva cinta, William Vega colabora en el segundo largometraje de Óscar Ruiz Navia, quien en 2009 estrenó El vuelco del cangrejo.

Ambos realizadores hacen parte de Contravía, una productora que, como bien su nombre sugiere, se ha ocupado de aquellas historias diferentes que desentrañan lo maravilloso de lo cotidiano.