HISTÓRICO
LA TRAGEDIA ECOLÓGICA EN EL CASANARE
EL COLOMBIANO | Publicado el 21 de marzo de 2014

Tristeza y desolación causan las imágenes que el país conoció sobre la fuerte sequía que azota las sabanas de Paz de Ariporo y otros municipios del Casanare.

Es doloroso ver los cientos de cadáveres de chigüiros, reptiles o ganado vacuno que murieron de sed o cómo manadas de estas especies buscan agónicamente agua en la tierra seca.

La sequía extrema en el Casanare es repetitiva y se debe al cambio climático. Por eso, el Gobierno podría haber implementado planes de contingencia para minimizar sus efectos. Pero nada se hizo y ahora estamos lamentando esta inmensa tragedia ecológica.