HISTÓRICO
La venta de Isagén inquieta a los minoritarios
  • La venta de Isagén inquieta a los minoritarios | Jaime Pérez | Durante la asamblea de accionistas, el gerente de la empresa, Luis Fernando Rico Pinzón destacó que los proyectos eléctricos Guarinó y Manso entrarán en operación en el primer semestre de 2010 y 2011, respectivamente.
    La venta de Isagén inquieta a los minoritarios | Jaime Pérez | Durante la asamblea de accionistas, el gerente de la empresa, Luis Fernando Rico Pinzón destacó que los proyectos eléctricos Guarinó y Manso entrarán en operación en el primer semestre de 2010 y 2011, respectivamente.
Laura Victoria Botero | Publicado el 24 de marzo de 2010

La venta del 57,66 por ciento de acciones de Isagén, propiedad de la Nación, despierta reacciones encontradas en mucha gente. Principalmente en algunos accionistas minoritarios, que piden que se defienda el interés general y aseguran que este negocio afecta el patrimonio público.

Expresiones en contra del tema se escucharon ayer durante la asamblea. Varios accionistas criticaron el interés del Gobierno en adelantar esta enajenación y reclaman su derecho a oponerse.

Esto se hizo evidente cuando se sometió a votación la solicitud del Gobierno de tener acceso a información confidencial de la compañía para establecer el posible valor de la acción.

El 8,11 por ciento de los accionistas, incluyendo a los fondos de pensiones, rechazaron la propuesta con 204 votos en contra. Aunque no lograron impedir que se aprobara esta solicitud, sus opiniones fueron registradas por la junta y, sobre las inquietudes de la gente, se refirieron el ministro de Energía, Hernán Martínez Torres, y el gerente General de la empresa, Luis Fernando Rico Pinzón.

Para el ministro Martínez, estas inquietudes revelan "un sentimiento de arraigo por parte del pequeño accionista". El funcionario usó de nuevo el símil de una familia que necesita recursos para la matrícula de uno de sus hijos y para ese fin necesita vender el televisor. "No es deseable, pero es necesario por intereses superiores", dijo el ministro de Minas.

Para el funcionario, "todavía hay gente que no ha entendido muy bien que si esta empresa funcionara totalmente independiente de la Nación, también lo haría muy bien. Esta venta no debe significarles gran cosa a los accionistas minoritarios".

Rico Pinzón atribuye este sentimiento a la percepción que tiene la mayoría de la gente sobre el hecho de que "la Nación es muy buen socio, hace parte de ese sentimiento de arraigo".

El gerente de Isagén apuntó que las formas de buen gobierno que se han implementado en empresas como Ecopetrol, ISA o Isagén, dejan esa sensación entre los ciudadanos.

"De todas maneras yo comparto el hecho de que independientemente de quién tenga la mayoría de acciones, esta empresa tiene unos objetivos muy claros y unas actividades definidas siendo pública, siendo privada o siendo mixta. La composición accionaria no hace la diferencia. Es la industria, su regulación, el mercado, lo que hace que la empresa pueda mirar para adelante y tener la seguridad de las inversiones ", dijo Rico.

Manejar la incertidumbre
Respecto a la posibilidad de que esta operación se realice antes de terminar este Gobierno, el gerente de la empresa generadora admitió que no tener claridad sobre este particular puede generar incertidumbre.

"Pero a pesar de eso, lo que hacemos en Isagén es dedicarnos a las decisiones que dependen exclusivamente de nosotros, y en eso la junta nos ha acompañado en el sentido de que la estrategia de la empresa está definida y vamos a seguir con ella para adelante, al margen de que la venta se dé o no. En el estado que se encuentra, francamente va a ser mucho más difícil parar los proyectos que continuarlos".

Reiteró que "el efecto que esta venta pueda tener en el plan de expansión de la empresa va a ser ninguno".

Respecto a la fecha tentativa para la emisión de bonos por 400.000 millones de pesos, Rico Pinzón comentó que existen criterios para establecer el mejor momento de emitir. "Uno, se analiza cómo se están valorizando en el mercado los bonos ya vendidos durante el año pasado, eso da una señal. Y segundo, cuál es el apetito del mercado por la compra de bonos de cualquier emisor".