HISTÓRICO
LAS FARC: ¿TRADE MARK?
  • LAS FARC: ¿TRADE MARK? |
    LAS FARC: ¿TRADE MARK? |
Por JOHN MARULANDA | Publicado el 17 de abril de 2013

La política, ese "arte de la oportunidad ", como la definió Maurois, busca formar la opinión pública de acuerdo a los que se consideren en el momento los "mejores intereses de la Patria/ Nación/País", dependiendo de lo oportuno del término.

Los acuerdos que se firmarían en Cuba, ahora que están casi todos los que son, se están vendiendo, oportunamente, como el inicio de una paz nacional.

En realidad, nuestros muertos son mínimos por cuenta del conflicto interno o del ataque terrorista contra las instituciones, dependiendo de lo oportuno de la definición.

De acuerdo con el último informe de medicina legal, solamente el 2.2 por ciento de las fatalidades en el 2011 fueron por cuenta de la confrontación armada.

El 97.8 por ciento los produjo la violencia social, principalmente las venganzas personales, resultado de un aparato de justicia que no funciona. Según organizaciones internacionales la impunidad en nuestro país es superior al 95 %.

Y aunque los acuerdos habaneros no serán un Tratado de Versalles, sí serán, como en 1919, el origen de una nueva confrontación si los culpables no son sometidos a una justicia que como se sabe, no es eficaz ni eficiente ni en Colombia ni en Latinoamérica, región que con el 8 % de la población global produce más del 40 % de los homicidios del mundo y en donde la impunidad llega al 97 %.

Sin Justicia no hay paz. Así de sencillo.

Por otra parte, en Colombia, que sigue siendo el principal productor de cocaína del mundo a pesar del "exitoso" Plan Colombia, los vínculos Farc/Eln-carteles mexicanos (en México la impunidad es del 98 %), prospectan compleja situación de deterioro social, violencia y corrupción que hoy rebulle en medio de las barriadas de toda América Latina –productores y traficantes-, en gran parte de Europa –consumidores al alza- y en los sectores bancarios norteamericanos- beneficiarios financieros.

Así las cosas, la marca Farc (¿Trade Mark?) mercadea franquicias con las bacrim y los carteles mexicanos y brasileños, los "duros" no solamente de la cocaína sino del creciente mercado de metanfetaminas, mientras negocia un acuerdo con el actual gobierno.

Es ingenuo echar a volar las campanas porque los terroristas pacten un oportunista acuerdo.

Los carteles Manuel Cepeda, 30, 29 y 64, por citar algunos, seguirán trasegando cocaína por el Ecuador y lo que queda del Eln por Venezuela.

Y ese tráfico seguirá produciendo más del 95 % de nuestros homicidios y en general será el causante principal de nuestra inseguridad.

Los acuerdos habaneros serán, de paso, un gris final para un grupo armado que nació con razones y terminó sin rumbo.

Ahora, siguiendo el ejemplo de otros en el pasado, entrarán los terroristas a disfrutar las prebendas del Estado que no pudieron tumbar por la armas, desentendiéndose de los miles de muertos, secuestrados y torturados que causaron en su bárbaro desvío histórico.