HISTÓRICO
Las grandes expectativas por la subasta para la tecnología 4G
Por JAIME PÉREZ-SEOANE | Publicado el 24 de marzo de 2013
A pesar de la falta de infraestructura física, el sector de las telecomunicaciones en Colombia se prepara para un período de crecimiento sin precedentes respaldado por la tan esperada subasta del espectro radioeléctrico para masificar la tecnología 4G (banda ancha móvil).

El número de personas con acceso a internet en Colombia superó los 6 millones en 2012, marcando con ello un hito en el país, sin embargo, tanto los funcionarios gubernamentales como los actores de la industria coinciden en que el potencial de desarrollo es aún mayor.

Con el lanzamiento de la tecnología 4G se espera dar un considerable impulso a la penetración de internet, aunque el Gobierno ha debido enfrentar retrasos que a la fecha han afectado el proceso.

Se considera que la infraestructura de las telecomunicaciones en Colombia se encuentra actualmente en un rango medio, lo anterior de acuerdo con un estudio realizado por el Banco de Desarrollo de América Latina.

El plan para el lanzamiento de una subasta del espectro 4G, que fue anunciado por el ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Diego Molano Vega, constituye una parte importante de la ambiciosa apuesta del Gobierno por ampliar el sector.

Desde el anuncio de la licitación, esta se ha convertido en un punto clave de las conversaciones entre los operadores de telecomunicaciones en Colombia, con gran parte de la discusión centrada en la cuestión del monopolio. Un estudio publicado en febrero por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), encontró que Colombia tiene el tercer nivel más alto de concentración en el sector de las telecomunicaciones entre los Estados miembros, después de México y Brasil.

Claro, el gigante mexicano de las telecomunicaciones, ha dominado el sector en Colombia desde que adquirió al operador de comunicaciones móviles Comcel y al proveedor de internet y televisión Telmex en junio de 2012. La empresa actualmente controla el 60 por ciento del mercado colombiano con un estimado de 30 millones de clientes.

A raíz de críticas que sostienen que la posición dominante de Claro en el mercado le dio una ventaja injusta sobre los demás competidores, el Ministerio TIC anunció que al gigante de las telecomunicaciones sólo le sería permitido aplicar para la banda de 2,5 GHz en la subasta del espectro 4G.

El Gobierno espera que la licitación atraiga por lo menos 480 millones de dólares y fijó para el 11 de junio su realización.

Sin embargo, se especula que la iniciativa, que ya ha sido afectada por demoras, podría retrasarse aún más. En términos recientes, el Gobierno detuvo el proceso a partir del anuncio de que Millicom, firma de telecomunicaciones con sede en Luxemburgo, propietaria del 50 por ciento del proveedor local de telefonía móvil Tigo, estaba negociando una fusión con la empresa de telecomunicaciones Une, propiedad de Empresas Públicas de Medellín (EPM).

Dado que el espectro total que quedaría en manos del nuevo conglomerado conformado por Millicom y Une excedería el límite máximo de 85 megahertz autorizado por las normas colombianas, el ministro anunció de inmediato que sería necesaria la revisión de las subastas 4G.

El conglomerado naciente de la fusión Une-Millicom tendría que volver a negociar el espectro adicional para continuar participando en la subasta. Se espera que las compañías lleguen a un acuerdo durante la primera mitad de 2013.

Mientras tanto, las puertas aún están abiertas para que nuevos participantes tomen parte en la licitación. Molano afirmó que esperaba que la subasta adjudique siete licencias 4G, aunque el creciente interés de los nuevos operadores de telecomunicaciones ha alimentado las especulaciones de que el número de competidores podría ser mayor.