HISTÓRICO
Las urnas suenan de nuevo en Venezuela
  • Las urnas suenan de nuevo en Venezuela
Por DANIEL ROJAS ARBOLEDA | Publicado el 02 de enero de 2013

La incertidumbre y la angustia por la salud del presidente Hugo Chávez crecen en Venezuela. Y crecen en torno a una fecha: el próximo 10 de enero, día señalado por la Constitución para posesionarse en el que sería su cuarto mandato.

Faltan apenas ocho días y la propia Constitución señala seis escenarios, atados obviamente a la salud de Chávez que prevén posibilidades para el oficialismo y también la convocatoria a nuevas elecciones que darían a la oposición otra oportunidad para llegar al poder, si la ausencia de Chávez es temporal o definitiva.

Si no se posesiona el 10 de enero asumiría temporalmente la Presidencia el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

La carta magna del país vecino plantea que, en caso de que el mandatario fallezca, renuncie, abandone el cargo o sea retirado del mismo por revocación popular, se puede hablar de una ausencia total, lo que abriría el camino a que el Consejo Nacional Electoral llame a elecciones, siempre y cuando no se hayan cumplido cuatro años del período presidencial.

"Otra de las alternativas que contempla el artículo 233 de la Constitución es que el Presidente no esté capacitado física o mentalmente para ejercer el cargo, lo que es determinado por una junta médica designada por el Tribunal Supremo. Con el concepto médico, la Asamblea Nacional puede tomar la determinación de destituir al Presidente", explicó a este diario el profesor de Derecho de la Universidad Central de Venezuela, y experto en la Constitución, Antonio Canova González.

Las ausencias temporales del mandatario para recibir tratamiento contra el cáncer que le fue diagnosticado en junio de 2011, han generado polémica por parte de analistas y detractores, quienes llaman la atención sobre el descuido del Gobierno sobre asuntos importantes.

"El presidente Chávez descuidó el problema de la inseguridad, sus ausencias están relacionadas con el incremento de la inseguridad y la inestabilidad política en el país", dijo a este diario el diputado Carlos Berrizbeitia.

Pocas garantías
Expertos coinciden en que el sistema electoral venezolano está construido para que quien esté en el poder tenga todas las garantías en caso de que se llame a elecciones presidenciales.

Algunas prácticas a la hora de adelantar campañas electorales en Venezuela, como la falta de control del gasto público y el uso ilimitado de los medios púbicos, se suman ahora a la falta de información sobre el estado de salud del gobernante.

Este hecho favorecería al oficialismo en caso de que Hugo Chávez no pueda juramentar el cargo antes del 10 de enero o que deba dejar el cargo antes de cumplir cuatro años en el poder.

"Lo que yo veo es que el Gobierno es quien maneja actualmente la información sobre la salud del mandatario y saben lo que va a pasar. Pero si Chávez decide renunciar mañana, la oposición no estaría preparada", explicó Canova.

El experto indicó que el escenario más probable es que se presente una renuncia por parte de Hugo Chávez, lo que llevaría a una elección inmediata, "dada la poca autonomía que tienen aquí los poderes como el Tribunal Supremo y la Asamblea Nacional para ordenar un examen médico u otro mecanismo que facilite también la destitución".

Al respecto, el Departamento de Estado de Estados Unidos pidió ayer que si Chávez no pudiera ejercer su cargo este 10 de enero, se dé en Venezuela una transición "consistente con la Constitución", con "elecciones transparentes, libres e imparciales".

Por ahora, tanto el oficialismo como la Mesa de Unidad Democrática, MUD, están a la expectativa y se podrían enfrentar de nuevo en las urnas, pocos meses después que Chávez derrotara en las elecciones presidenciales a Henrique Caprile s, quien, según los analistas, sería de nuevo el candidato de la oposición n