HISTÓRICO
Laura Marulanda, nueva auditora general de la República
  • Foto Colprensa
    Foto Colprensa
Colprensa | Publicado el 16 de julio de 2013

El Consejo de Estado eligió a Laura Emilce Marulanda como nueva Auditora General de la República.

En Sala Plenísima, la Corporación escogió a la antioqueña Marulanda Tobón, quien es especialista en Derecho Administrativo de la Universidad de Medellín, magíster en Derecho-Programa de Gobierno de la Universidad Externado, especialista en Gerencia Pública de la ESAP y tecnóloga Tributaria de la Escuela Tributaria de Colombia.

Marulanda Tobón tiene una amplia experiencia profesional, acreditada como directora jurídica y jefe de la Oficina Jurídica de Cornare, la ocupación de diversos cargos en la Contraloría General de Antioquia, personera municipal de Guarne e Itagüí, personera delegada en la Personería Municipal de Rionegro, entre otros.

La jurista competía en el cargo junto al sincelejano Carlos José Bitar Casij y Luz Jimena Duque Botero, natural de Caquetá.

Marulanda Tobón asumirá entonces el cargo que tiene en encargo actualmente Sara García Padilla, quien fue designada de manera provisional tras la salida de Jaime Ardila de la entidad.

Los cuestionamientos a Marulanda

A Marulanda la había cuestionado recientemente el Sindicato Nacional de Trabajadores del Estado en los Órganos de Control y Vigilancia y en las Entidades Vigiladas, Sinaltrase.

El sindicato dirigió a la Corte Suprema de Justicia y al Consejo de Estado una carta dando a conocer una investigación que cursa en su contra en la Procuraduría.

Según se constata en la página de la entidad, se trata de un proceso disciplinario que cursa en la Procuraduría Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa, que está relacionada con quejas sobre presunta extralimitación de funciones.

Igualmente, Sinaltrase da cuenta de la supuesta cercanía de Marulanda Tobón con el excontralor Julio Cesar Turbay Quintero y de una presunta irregularidad por concepto de viáticos pagados a la mujer entre 2009 y 2010.

“La Contraloría General de la República le pagó en total, desde febrero de 2009 hasta agosto de 2010, $44.686.265, más US$ 9.114, también por concepto de viáticos. Además, La CGR igualmente pagó $37.904.421, por concepto de transporte aéreo de los referidos viajes”, decía la Carta.