HISTÓRICO
Líderes políticos, por encima de los partidos
  • Líderes políticos, por encima de los partidos | Cortesía-Bogotá | El partido de la U es el que muestra mayor disciplina del electorado, pues el 69,9% de sus simpatizantes asegura que votará por el candidato presidencial Juan Manuel Santos.
    Líderes políticos, por encima de los partidos | Cortesía-Bogotá | El partido de la U es el que muestra mayor disciplina del electorado, pues el 69,9% de sus simpatizantes asegura que votará por el candidato presidencial Juan Manuel Santos.
Carlos Olimpo Restrepo S. | Publicado el 25 de marzo de 2010

Los colombianos de hoy no votan por un partido o movimiento político, al menos en lo que a elecciones presidenciales se refiere y buscan más a las personas.

Al menos así fue en los comicios de 2002 y 2006, en los cuales Álvaro Uribe ganó la Presidencia en la primera vuelta a nombre de Primero Colombia, un movimiento ciudadano en el cual tenían participación sectores de diversas corrientes ideológicas.

La más reciente encuesta de Gallup Colombia muestra algo similar, pues aunque el candidato del Partido de la U, Juan Manuel Santos, encabeza las preferencias, esto no solo lo logra por los votos que tendría de los simpatizantes de su colectividad, sino por los que atrae de otros movimientos y su cercanía con las políticas del uribismo.

La mayor votación de Santos provendría de la U, pero la segunda procedería del Partido Liberal, movimiento que si bien se presenta como opositor a Uribe, buena parte de sus huestes se apartan de tal política y suman con fuerza al uribismo o Santos, que para este caso es lo mismo.

Con la candidata del Partido Conservador, Noemí Sanín, pasa algo similar. Según la encuesta, ella obtendría la mayor parte de los votos en su colectividad y la segunda votación sería de origen liberal.

Y en el Partido Liberal, el fenómeno es distinto. Rafael Pardo obtendría allí la mayoría de sus votos pero, a pesar de ser el candidato presidencial de esa colectividad, esto no representa, según la encuesta, una quinta parte de la votación del partido.

Y aquí se toman como punto de análisis estos tres candidatos, toda vez que sus partidos fueron los que obtuvieron las mayores votaciones en las elecciones legislativas del pasado 14 de marzo, pero en el caso de Pardo, el buen resultado en las urnas -su partido mantuvo el mismo número de senadores y ganó representantes en la Cámara- no se refleja en la encuesta.

Razones de peso
¿Qué es lo que pasa? Según analistas consultados por EL COLOMBIANO, inciden varios factores para que se presente esta situación. "No basta con que un candidato sea nombrado por un partido para que sus simpatizantes voten por él, sino que se requieren otras condiciones. La gente termina votando por aquel candidato que considera que puede hacerlo mejor, incluso si pertenece a otro partido", sostiene el analista Rafael Nieto.

El experto agrega que, en este caso, "juegan, por un lado, las características personales del candidato, pero, por otro lado, pesa mucho -eso ha sido infravalorado- la reideologización del colombiano común y corriente".

Para explicar el hecho de que los simpatizantes liberales no le den un gran apoyo a su candidato presidencial, Nieto señala varios factores.

"Rafael Pardo no es un candidato muy carismático y eso le aleja votantes. Otro factor que incide es que él fue un uribista puro al principio (durante los dos primeros años de Gobierno) y eso lo aleja de algunos sectores de su colectividad", sostiene Nieto.

Además, añade Nieto, "el grueso del Partido Liberal es de centroderecha, no de centroizquierda, y en cuarto lugar, el partido hace una oposición muy dura a Uribe", factores que también llevan a restarle votos a Pardo.

La disciplina incide
En este aspecto coincide Jorge Londoño, gerente de Gallup Colombia, quien considera que la pelea para la Presidencia va estar entre los uribistas puros, a los que identifica con Santos, y los uribistas "media sangre", que siguen a Noemí Santos.

El experto sostiene que la encuesta deja ver de manera clara que no todos los simpatizantes de un partido votarían por el candidato de su colectividad.

También se desprende de esta preferencia electoral, que los movimientos de mayor disciplina partidista son la U, el Partido Conservador, el Polo y el Partido Verde (con más del 60 por ciento de simpatizantes que votarían por sus candidatos), mientras los de menor serían Cambio Radical (48,8%) y el Partido Liberal (19%).

Respecto al Partido Liberal, Londoño considera que hay dos factores clave que explicarían la pérdida de preferencia por Pardo.

"Es un partido cuyo electorado es de centroderecha, pero los dirigentes lo ubican en la centroizquierda sin consultar a las bases", sostiene. "Eso es un error histórico que cometió el señor César Gaviria, los liberales son de centroderecha, lo que pasa es que él quiso convertir al liberalismo en centroizquierda y eso no pasa en la encuesta", dijo Londoño.

Y, agrega el gerente de Gallup, el hecho de que los "líderes del Partido Liberal se ubiquen en la oposición a Uribe, es hacerse un harakiri".

Es decir, se trata de un doble suicidio político en las circunstancias actuales del país, pues como se desprende de las elecciones legislativas y de la encuesta de Gallup, la centroderecha crece y el presidente Uribe mantiene una imagen favorable (más del 75%), lo cual favorece a quienes están con sus políticas o lo han acompañado en su Gobierno.

Este estudio de preferencias electorales es el primero tras las legislativas y en los algo más de dos meses que faltan para las elecciones presidenciales, algunos hechos puntuales pueden llevar a cambios de opinión y a mover las cifras a favor o en contra de cualquiera.