HISTÓRICO
Lluvias golpean el Aburrá, y aún falta lo más fuerte
  • Lluvias golpean el Aburrá, y aún falta lo más fuerte | Este árbol en El Chinguí, Envigado, fue uno de los 16 que cayeron el fin de semana. Al menos no dobló hacia la vía. FOTO DONALDO ZULUAGA
    Lluvias golpean el Aburrá, y aún falta lo más fuerte | Este árbol en El Chinguí, Envigado, fue uno de los 16 que cayeron el fin de semana. Al menos no dobló hacia la vía. FOTO DONALDO ZULUAGA
POR LEÓN J. SALDARRIAGA L. | Publicado el 06 de mayo de 2013

Susto, 16 árboles derribados, vías inundadas, deslizamientos moderados y preocupación porque las lluvias se agudizarán el resto de mayo, dejaron las tempestades que se presentaron el fin de semana en el Valle de Aburrá, de manera especial en el Sur.

Aunque según el gerente del Sistema de Alertas Tempranas de Medellín (Siata), Carlos David Hoyos, los aguaceros tuvieron un nivel normal, sus efectos fueron dañinos por la intensidad de los vientos que provocaron la caída de árboles que ya estaban derribados.

También tumbaron señales de tránsito en el Puente de la 4Sur y en calles de Envigado, y estuvieron a punto de sacar de madre la quebrada La Zúñiga, en el sector de La Frontera.

"Ahí se formó una laguna, no había por dónde pasar, los carros no se movían, la quebrada bajaba rebosada y con mucha fuerza. Y en la Transversal Inferior levantó tapas de los manjoles", contó Luz Elena Escobar, habitante de El Poblado.

El director del Dagrd, Carlos Alberto Gil Valencia, reportó que las mayores afectaciones en bienes ocurrieron en el Sur y Suroccidente, por colapso en vías públicas, en tanto que en el corregimiento Palmitas un deslizamiento afectó siete viviendas y dejó dos lesionados leves.

Como las previsiones del Ideam son de lluvias hasta mediados de junio, afirmó que la ciudad está preparada para atender emergencias y cuenta con 230 unidades de su cuerpo de bomberos, articulado con los comités barriales de emergencia y demás organismos de socorro, que en total conforman 1.200 personas.

El funcionario subrayó que Medellín tiene el único radar metereológico para gestión del riesgo en el país, que le permite reaccionar mejor ante las emergencias, y destacó las inversiones por 12.000 millones de pesos en obras de mitigación y contención, en especial en las comunas 8, 9 y 13.

Con esos recursos también valoró la limpieza de quebradas y rectificaciones de algunas canalizaciones.

Ante la gran cantidad de árboles derribados (14 en Medellín, 1 en Envigado y 1 en Sabaneta), llamó la atención a los ciudadanos que si advierten algún ejemplar que genere riesgo sobre inmuebles o vía pública, lo reporten al 123 que el Área Metropolitana y el cuerpo de bomberos decidirán qué hacer. Pero si caen, pidió no intentar pasar en carro sobre ellos sobre todo si tumban redes de de energía de EPM.

Y no hay que confiarse. El gerente de Siata observó que las lluvias "vendrán intercaladas con días de mucho calor".