HISTÓRICO
En dos años ningún circo podrá tener animales: Augusto Posada
  • Los circos tiene dos años para que no tengan animales: Augusto Posada |
    Los circos tiene dos años para que no tengan animales: Augusto Posada |
Por Santiago Cárdenas H. | Publicado el 12 de junio de 2013

El presidente de la Cámara de Representantes, Augusto Posada, y ponente del proyecto de ley que prohíbe el uso de animales en los circos, indicó que los empresarios circenses tendrán dos años para "acomodar sus espectáculos" y dijo que hay un "viraje" importante entre los colombianos en cuanto al respeto a los animales y al medio ambiente.
 
¿Qué falta y hasta donde llega esta nueva ley que prohíbe los animales en circos?
"Esta es una ley supremamente importante que ratifica los derechos de los animales y el respeto al medio ambiente, a la flora, a la fauna en el país. Es un proyecto que prohíbe el uso de los animales en los circos, que pasó cuatro debates en el Congreso, los reglamentarios. En este momento necesitamos conciliar unas pequeñas diferencias que se dieron entre Cámara y Senado, que haremos la próxima semana. Una vez se concilie este proyecto queda la sanción presidencial, en la cual yo creo que el presidente Santos no tendrá la mínima duda en ratificar este proyecto de ley.
 
Se le darán dos años a los empresarios circenses para que puedan acomodar sus espectáculos, para que puedan devolver los circos a su hábitat natural. Quien no cumpla en el transcurso de estos dos años obviamente no podrá presentar ningún tipo de espectáculo en el territorio nacional".
 
¿Por qué no incluir las corridas de toros, las peleas de gallos y las corralejas que pueden tener mayor rechazo de la ciudadanía?
"La Corte Constitucional ha sido muy clara en lo que tiene que ver con ese tipo de espectáculos, que están fundamentados en la cultura de los pueblos, y se respetarán obviamente la presentación de estos espectáculos. Esta iniciativa sale de mucha información que se recopila de varias ONG, de las pruebas que se tienen del maltrato  que se le da a los animales en esos espectáculos, en los eventos circenses y teniendo en cuenta que varios países en el mundo ya tiene una ley parecida, tomamos la decisión de presentarla al Congreso, y tuvo unas votaciones abrumadoras por el sí, por no tener circos con animales en nuestro país".
 
¿Desde cuándo los colombianos no veremos animales en los circos y cómo va a ayudar el Gobierno para la reubicación de estos?
"Se tiene previsto en el proyecto de ley, no solamente la cooperación internacional de ONG, sino también del Gobierno Nacional en colaborar para que estos animales puedan regresar a su hábitat. Pero desde luego también en protección a la propiedad privada se le permitirá a los empresarios circenses que puedan trasladar estos animales a otros territorios nacionales, donde todavía no está prohibido el uso de animales en circos. Estamos dando todas las garantías a los empresarios circenses y el respaldo para que primero en Colombia se puedan modificar esos eventos y no tengamos ese tipo de espectáculos y segundo para que aquellos empresarios puedan acomodarse".
 
¿Qué beneficios traerá esto para las ciudades y las personas?
"La reducción de gastos del sector público yo diría que es significativo, es importante obviamente porque no se tendrá que hacer un seguimiento y un control a los circos y al mantenimiento de estos animales. Pero el gran logro es el mensaje que se envía a las generaciones actuales, que en Colombia se respetan los derechos a los animales. Estamos preocupados porque un animal permanezca en su hábitat natural y si está por fuera de él que esté en las óptimas condiciones para su libre desarrollo. Por esto, no se están prohibiendo los zoológicos donde tenemos hábitats artificialmente construidos para que estos puedan tener una mejor calidad de vida".
 
¿Por qué se demoró tanto Colombia cuando ya hay varios países de Latinoamérica que resolvieron esta problemática?
"No fue fácil el consenso en el Congreso. Fue un esfuerzo de la organización de Animal Defenders International, fue un esfuerzo de llegar a todos los rincones de nuestro país a hablar con los congresistas, mostrarles las pruebas, convencerlos de que la prohibición de animales en circos estaba bien sustentada. Y no ha sido fácil entrar en conciencia y reconocer que el país y la población colombiana va teniendo un viraje muy importante en cuanto al respeto a los animales y al medio ambiente".