HISTÓRICO
Los costos de chocarse en moto
Por JUAN GUILLERMO DUQUE A. | Publicado el 23 de febrero de 2013
Los accidentes de tránsito se consideran un serio problema social y de salud pública en el mundo, tanto por el número de lesionados y de muertos que ocasionan como por los recursos económicos que deben destinarse para su atención y recuperación.

Los sobrevivientes de un choque y sus familias deben enfrentar dolorosas y a menudo prolongadas consecuencias, como lesiones, discapacidades o daños psicológicos.

La previsión de los servicios médicos necesarios para la atención y rehabilitación de los heridos por accidentes de tránsito, en especial de moto, acarrea importantes costos en insumos, pabellón y profesionales de la salud.

El costo promedio que supone la atención de un accidentado en motocicleta, en cifras del Hospital San Vicente de Paúl, es de 8 millones de pesos durante los nueve días de permanencia de la víctima.

Esta es apenas una cifra sobre el alto costo de los accidentes en moto, en la que no se cuentan gastos que se generan una vez sale del centro hospitalario, en drogas, prótesis, terapias e incapacidades.

Cifra que si se amplía a las 19.124 víctimas que se presentaron en Medellín el año pasado y por las cuales el Soat pagó solo por cobertura de gastos médicos más de 19.200 millones de pesos, se vuelve astronómica.

Para César Restrepo, quien perdió un pie en un accidente, el costo fue mucho mayor: siete meses sin empleo pues es trabajador independiente (5 millones de pesos), una prótesis (13 millones de pesos) y los gastos en drogas y recuperación (400 mil pesos).

Esta también es insignificante cuando se estima la pérdida económica para una persona y su familia en caso de quedar con consecuencias que le impidan volver a insertarse en el mercado laboral, y teniendo en cuenta que la vida y la capacidad de desarrollarse son incalculables.

Una aproximación se podría lograr teniendo en cuenta la esperanza de vida en Colombia (73,4 años), la franja de edad que presenta mayor cantidad de accidentados para el año (entre 18 y 29 años) y el salario mínimo que es de 589.500 pesos.

Es decir que con un estimativo de 40 años de capacidad laboral la pérdida podría calcularse en cerca de 282 millones de pesos.