HISTÓRICO
Los cristianos dicen adiós al Papa
  • Los cristianos dicen adiós al Papa | Desde ayer había fieles listos y dispuestos a conseguir el mejor lugar para despedir al Papa Benedicto XVI hoy en Roma. FOTO AP
    Los cristianos dicen adiós al Papa | Desde ayer había fieles listos y dispuestos a conseguir el mejor lugar para despedir al Papa Benedicto XVI hoy en Roma. FOTO AP
Por JUAN FELIPE SIERRA SUÁREZ | Publicado el 26 de febrero de 2013

El mundo católico tendrá los ojos puestos hoy en el último acto público del Papa Benedicto XVI cuando celebre su habitual audiencia de los miércoles no en el aula Pablo VI, como es su costumbre en invierno, sino en la plaza de san Pedro, donde se espera la asistencia de al menos 200.000 fieles que le expresarán su afecto y le dirán adiós.

Se espera la presencia de algunas personalidades políticas, como el presidente de Eslovaquia, Ivan Gasparovic, los capitanes regentes de San Marino y el copríncipe de Andorra, Joan Enric Vives, además de todo el cuerpo diplomático acreditado en el Vaticano, de los 116 cardenales que elegirán al nuevo sucesor de Pedro y de todos los colaboradores más cercanos de Benedicto XVI, quienes le darán sus muestras de gratitud por los casi 8 años de pontificado, quien a partir de mañana a las 2 pm (hora de Colombia) cuando entre en vigencia su renuncia, será papa emérito.

En diálogo con este diario, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, explicó que la decisión de seguirse llamando Su Santidad Benedicto XVI con el título de papa emérito o romano pontífice emérito, fue tomada ayer por el vicario de Cristo en la tierra tras consultar con el cardenal camarlengo (que gestiona la Iglesia durante la llamada Sede Vacante), Tarcisio Bertone, con la Secretaría de Estado y con el colegio cardenalicio.

"Vestirá sotana blanca, sin esclavina, y calzará zapatos marrones, especialmente los que le regalaron unos artesanos durante su viaje a México del año pasado", explicó Lombardi.

Para la audiencia de hoy se espera un acto emotivo, con muestras de cariño. "Será un momento de mucha paz, de mucha emoción, la tristeza quedará a un lado porque él no muere, deja el su pontificado pero lo vamos a tener presente porque se dedicará a la oración por el mundo y sentiremos esa verdadera comunión de Iglesia", dijo por su parte el padre Germán Bustamante, jefe de Comunicaciones de la Arquidiócesis de Medellín.

Empacada de maletas
Algo que quizá puede causar curiosidad en estos momentos de despedida es lo que podrá incluir el papa en su maleta de viaje. "Seguramente llevará a Castel Gandolfo documentos y apuntes privados, mientras que los del pontificado y los de la época en que fue prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe quedarán en el Vaticano para ser archivados. Se espera que lleve solo sus artículos de aseo personal dado que debe cambiar su sotana y sus zapatos. También podrá llevar su Liturgia de las Horas que es una herramienta de oración personal", agregó el padre Bustamante.

Por su parte, el teólogo José Manuel Vidal, director del portal Religión Digital y corresponsal religioso del diario El Mundo de España, en diálogo con este diario desde Roma, dijo que prácticamente todos los cardenales ya se encuentran en Roma para asistir a la gran despedida y último acto público de hoy en la plaza de san Pedro.

Sin embargo, aclaró que no empezará todavía el precónclave. "El día primero de marzo (pasado mañana) se tiene previsto una reunión de cardenales entre electores como no electores (mayores de 80 años) para decidir si adelantan o no el cónclave. Lo más seguro es que sí, porque Benedicto XVI publicó un mutuo proprio que concede la potestad a los cardenales reunidos en Roma a que adelanten el cónclave", aclaró Vidal.

Este empezaría el 9 ó 10 de marzo. Desde el día 1 hasta el 10 se celebran las congregaciones generales donde tratarán de ver cómo está la Iglesia en este momento y tratarán de confeccionar un perfil de papa, para que en el cónclave, ajusten esa especie de traje a las necesidades de la Iglesia.