HISTÓRICO
Los festivales de cine se mudan a la Internet
Por JUAN DAVID MONTOYA | Publicado el 01 de febrero de 2013
Para disfrutar de las mejores películas, en ocasiones, no hay que salir de la casa... ni comprar a expendedores de cine piratas.

Lo que hay que hacer es seguirle la pista a los documentales en la web. Porque primero trastearon a la plataforma digital las películas y las salas. Ahora se muda el festival completo.

Un ejemplo de ello es My French Film Festival, que se encuentra en curso actualmente. Se trata de un espacio en el que no solo se exhibe una muestra cinematográfica, sino que también incorpora los elementos típicos de los festivales fílmicos.

Lo que hay para ver
Hay diez películas en competencia, premios del público, la prensa y el jurado, muestra de cortometrajes... Este festival llega este año a su tercera edición con una audiencia nada despreciable.

"Durante el segundo festival de cine francés en línea", aseguran sus organizadores, "se registraron en tres semanas más de 1.3 millones de visualizaciones con visitantes procedentes de 174 países".

Otra de las propuestas es la del Festival 4 + 1, de la Fundación Mapfre, que en noviembre cumplió su tercera edición con funciones en España, Colombia, Argentina, México y Brasil.

Tuvo cintas como Crazy Horse, Goodbye, Nosferatu el Vampiro, Terri y la ganadora de la Palma de Oro, Amour, en salas de las capitales de estos países y en la plataforma web.

La experiencia digital también ha contagiado los festivales "clásicos". Aunque el Sundance terminó esta semana, no finaliza en Youtube.

En The Screening Room hay 12 cortometrajes en exhibición. Allí se pueden ver Seraph, The event y Broken Night, de Guillermo Arriaga.