HISTÓRICO
Los intereses que rondan la salud
Por GERMÁN JIMÉNEZ MORALES | Publicado el 04 de mayo de 2013
"Las cuentas de la salud no cuadran. ¿Dónde está escondido todo ese dinero del que hablan?", preguntó en voz alta Jorge Eduardo Arbeláez, el ciudadano que durante un reciente foro realizado por la Comisión Séptima del Senado en la Universidad Pontificia Bolivariana se presentó como un usuario y luego como un empresario "sin hígado", que sabe cómo sacarle jugo a las inversiones, pero al que la Ley 100 ya no le da ni para pagar las estampillas de los contratos.

En tono que cautivó a la parte emotiva y desinformada del auditorio, Arbeláez dividió los 45,5 billones de pesos que se gastan en salud por el número de colombianos, extrayendo de allí un per cápita de 1,1 millones de pesos anuales. Esa cifra la cotejó con los 508.993 pesos que se pagan por la Unidad por Capitación del régimen subsdiado y los 658.944 pesos del régimen contributivo, mostrando así una diferencia que le llevó a expresar que "nadie sabe realmente cuánto vale la salud en Colombia".

El error del usuario-empresario fue haber metido en un mismo saco los recursos públicos y privados de la salud. Guiado por esa premisa, le advirtió a Alejandro Gaviria Uribe -ministro de Salud que estaba en primera fila- que existen fuerzas poderosas que harían naufragar en el Congreso la reforma que impulsa el funcionario. Habló, sin citar nombres, de parlamentarios con intereses en las EPS, de aseguradoras que influyen en el Legislativo y de "mercaderes de drogas -no propiamente ollas de vicio- que hacen un tremendo negocio con la gente".

Sin tecnicismos, Arbeláez le manifestó al ministro que si el problema es de plata, entonces que acabe con las EPS y recordó que "la gente está mamada con el tema de la crisis de la salud". Entre los seducidos con su verbo se incluyó la senadora Liliana Rendón Roldán, quien declaró que lo que escuchó también lo ha oído del pueblo en los 125 municipios antioqueños.

"El diablo está en muchas partes, no solo en las EPS", advirtió Jairo Humberto Restrepo Ze a, el investigador que pidió no descuidar los temas de ineficiencia y corrupción en el sector salud. El ministro, que atento escuchó cuando comentario se hizo sobre "los intereses agazapados detrás de la reforma" y las "fuerzas oscuras" que rondan el Congreso, recomendó que no se caricaturice la discusión ni se caiga en falsos moralismos.

Lo que nadie niega es que en la salud hay millonarios intereses, lícitos e ilícitos, que el propio Gobierno ha documentado.