HISTÓRICO
Los símbolos no cambian, el mapa sí
Por Santiago Hernández | Publicado el 08 de agosto de 2013

La única línea recta que tiene el mapa fue el último cambio en los símbolos de Antioquia, que con 200 años de historia, mantienen una identidad casi inquebrantable.

De los cuatro símbolos que tiene Antioquia, el que más ha cambiado desde la época de la independencia es el mapa. Con tantos trazos como ideas de república, el mapa ha sido modificado una decena de veces, desde que conformó el Estado Libre de Antioquia. Allí, su territorio comprendía gran parte de Caldas, una zona del bosque del Darién en Chocó, y la totalidad del territorio antioqueño en la actualidad. De ahí en adelante, hubo cambios como el paso de la región de Urabá a Chocó (1847) y su posterior recuperación (1905), la creación del departamento de Caldas (1905), la administración temporal del Territorio Vásquez (1926), hasta la demilitación con el nuevo Departamento de Córdoba, con el trazo de una línea recta entre el Alto de Carrizal y el Alto de Ayapel (1960), que determina el último gran cambio en el mapa del territorio que hoy es Antioquia.

Aunque como dice un documento del Departamento de Planeación de la Gobernación de Antioquia en 2005, “aún hoy, el Departamento de Antioquia no tiene definidos en su totalidad los límites entre departamentos y municipios”.

Con menos cambios y más tradición en su estructura, los otros símbolos que tiene la región han permanecido durante décadas. Al escudo, aprobado en 1812, intentaron cambiarlo en 1968, pero según el periodista José Jaramillo Alzate en el Repertorio Histórico de la Academia Antioquieña de Historia, “la modificación propuesta nunca se ejecutó”, pese a que fue pagada por la Asamblea; el poema de Epifanio Mejía se mantiene como el himno con la música de Gonzalo Vidal; mientras que la bandera que ondea hoy es la misma que se vio en la Independencia.