HISTÓRICO
LOS ÚLTIMOS DÍAS DE LOS LEONES
  • LOS ÚLTIMOS DÍAS DE LOS LEONES |
    LOS ÚLTIMOS DÍAS DE LOS LEONES |
Por RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ | Publicado el 25 de abril de 2013

En marzo un circo se asentó en Sabaneta como lo han hecho otros. Tenía animales en su espectáculo, por lo que los grupos de defensa protestaron con ahínco.

No solo entregaron los leones al zoológico, sino que rápido empacaron carpas y tuvieron que irse.

Una lástima lo que sucede con los grandes animales de África y Asia que durante siglos fueron diversión (…) para millones de personas y que ahora mueren por otra causa: el comercio de sus partes con el que se satisface el ego y la ignorancia de miles de humanos. Sí, humanos.

Y sin que lo sepan el complaciente espectador que aplaude las bobadas que un domador con látigo obliga a hacer al animal o el comprador que potencia la muerte para decir que comió animal exótico o creer que sus partes le levantarán aquello que natura no puede, es inminente la desaparición de estos íconos de la humanidad.

En la reunión de marzo del convenio Cites, se demostró cómo a los leones les quedan de 20 a 40 años si sigue su caza desmesurada según estudio del profesor Craig Packer en Ecology Letters.

La disputa con el hombre, la fragmentación y reducción del hábitat son las causas de esta tragedia, como sucede con la mayoría de las especies amenazadas.

Desde 2004 han matado 11.100 elefantes, del 44 al 77 % de la población en Minkebe, Gabón. La situación está fuera de control, reconoció Bas Huijbregts, de WWF África Central. Contados todos los países, son 30.000 elefantes cazados al año.

En Sudáfrica cazadores ilegales mataron 662 rinocerontes porque sus cuernos tienen alto valor ‘para uso médico y social’.

Desde 2000, más de 1.400 tigres en 13 países asiáticos fueron masacrados.

Sí, los grandes animales, que han sido insignia de la humanidad, de los que nos hablan y conocemos desde que somos pequeños, mueren a ritmo alarmante, cazados para alimentar nuestra pequeñez.

Cites, convención que busca proteger 35.000 especies, lanzó la alerta. Ante la falta de control, quizás sea tarde para varios de los emblemáticos animales. Sería un gran golpe a la razón.

Dicen que un indio cree afirmó: Solo cuando el último árbol haya muerto, y el último río haya sido contaminado, y el último pez haya sido pescado nos daremos cuenta que no podemos comer dinero.

Maullido: nos llenamos de gobernantes que solo trabajan para las encuestas.