HISTÓRICO
LOS VIEJOS DE VERDAD
  • LOS VIEJOS DE VERDAD | MARÍA CLARA OSPINA
    LOS VIEJOS DE VERDAD | MARÍA CLARA OSPINA
Por MARÍA CLARA OSPINA | Publicado el 01 de enero de 2013

Si usted es de esos que por estas épocas de Año Nuevo se siente más viejo cuando pondera cuantas arrugas y canas nuevas le aparecerán el año que llega, piense más bien en que usted, no importa su edad, ya sea un jovencito de 29 años que teme cumplir los 30 o un viejito de 99 que se aproxima al siglo de existencia, es con seguridad mucho más joven que algunos de los verdaderos viejos que existen en el planeta.

Muchas especies de animales viven mucho más que el hombre. La ballena de Groenlandia o ártica es el mamífero más longevo del planeta, vive más allá de los 200 años. Otros vertebrados de larga vida son algunas tortugas de Galápagos, entre ellas la famosa "Harriet", la cual murió en el 2006, pero se considera que ya vivía en las islas cuando las visitó Charles Darwin. Los lagartos tuatara, descendientes de aquellos que rondaron la tierra hace 200 millones de años, pasan los doscientos años, al igual que los hermosos koi, peces de origen chino, que decoran estanques y lagos en China y Japón.

Las aguas frías marinas parecen influir en tener una vida larga. En el Pacífico Norte, en las costas de USA, viven los erizos rojos, que sobrepasan los 250 años. En las gélidas aguas de Islandia se consiguen almejas de más de 400 años de existencia; su edad se calcula según los anillos de sus conchas, y en mares antárticos crecen esponjas, algunas de las cuales, los científicos calculan, han pasado de los 1.500 años de existencia.

En el mundo botánico también tenemos ancianos venerables. Aunque son muchos los árboles que se pelean el título de ser el más antiguo del mundo, en general hay consenso de que el número uno es "El viejo Tijkko", una Pícea Solitaria de Noruega, que ha existido aproximadamente 9.500 años. Antes, el segundo era para un drago de la isla de Tenerife, el cual se pensaba tenía casi la misma edad de "Tijkko", pero últimamente algunos creen que no pasa de los 600 años. Los surafricanos aseguran es un baobab de su tierra el que ostenta el título de segundo más viejo con sus 6.500 años certificados.

En La Montañas Blancas de USA está "Matusalén", un pino de 5.000 años; en Gales, "Llargernyw" de 4.500; y en Sicilia se encuentra un inmenso castaño llamado "El árbol de los cien caballos", desde cuando este número de potros se refugió bajo su copa, de más de 60 metros de diámetro, durante una tormenta. La vieja secuoya californiana, "Hiparión" con aproximados 2.700 años de vida, se ha tenido que contentar con el título del árbol más alto del mundo, 115,55 metros. Le ganan en edad, un ciprés en Irán y varios alerces en Chile.

Así que amigos lectores, nosotros somos unos jovencitos comparados con estos verdaderos viejitos. Vamos a celebrar el Nuevo Año sin remilgos y con la esperanza con que se admira una nueva alborada.