HISTÓRICO
Luis Suárez no apeló sanción de 10 partidos de suspención
Efe

El delantero uruguayo del Liverpool Luis Suárez renunció a presentar un recurso de apelación contra la sanción de 10 partidos que le impuso el pasado miércoles la Federación de fútbol inglesa (FA) por morder al defensa serbio del Chelsea Bransilav Ivanovic.
 
Al término del plazo de dos días que el atacante tenía para presentar argumentos contra el castigo, el organismo deportivo divulgó en un comunicado que Suárez, de 26 años, "no apeló a la suspensión que determinó la comisión reguladora independiente esta semana".
 
A través de las redes sociales, Suárez explicó su decisión: "Asumo que aquella acción no es aceptable en un terreno de juego, así que no quiero dar una impresión equivocada a la gente apelando", afirmó el jugador.
 
La sanción se aplicará de manera inmediata, por lo que el uruguayo ya no podrá participar en los cuatro encuentros que restan de temporada en la Premier League, ante el Newcastle, este sábado, contra el Everton (5 de mayo); el Fulham (12 de mayo) y el Queens Park Rangers (19 de mayo).
 
La pena que recibió Luis Suárez es una de las más duras que se han impuesto en la liga inglesa en los últimos tiempos e iguala a la que se decretó contra el exfutbolista inglés del Southampton David Prutton en 2005 por empujar al árbitro Alan Wiley.
 
La Federación decidió el pasado lunes actuar de oficio contra el delantero uruguayo, que hundió los dientes en el brazo de Ivanovic en el minuto 74 del encuentro disputado el domingo entre el Liverpool y el Chelsea (2-2), una acción que el árbitro no apreció.
 
La temporada pasada, Suárez ya recibió una sanción de ocho encuentros por dirigir insultos racistas al jugador del Manchester United Patrice Evra, castigo que el Liverpool tampoco apeló ante el organismo deportivo.
 
Para el entrenador de los reds, el norirlandés Brendan Rodgers, la FA "ha castigado al hombre, no la acción", y se trata de una pena "que no tiene intención alguna de contribuir a su rehabilitación".
 
Diversos técnicos de la liga inglesa han criticado asimismo la dura sanción contra Suárez: el francés Arsène Wenger, entrenador del Arsenal, consideró que "lo que ha jugado completamente en su contra es su historial. Esa es la única explicación que puedo encontrar para un castigo tan severo", afirmó.
 
Para el técnico francés, la Federación "debe explicar si la sanción se basa en la gravedad de su conducta o bien en su historial, y valorar si es proporcionado en relación con castigos que se han impuesto a otros jugadores en el pasado".
 
La sanción al uruguayo está por debajo de otras impuestas por la Federación en los últimos tiempos, como la que recibió el inglés Joey Barton la temporada pasada, de doce partidos, por arremeter contra Carlos Tévez y Sergio Agüero, jugadores del Manchester City.
 
La mayor sanción que impuso la Federación hasta ahora fue la del francés Eric Cantona en 1995, que estuvo nueve meses alejado de los terrenos de juego por dar una patada a un aficionado.
 
En el mismo sentido que Wenger, el técnico del Manchester City, Roberto Mancini, sostuvo que la decisión de la FA es demasiado rigurosa.
 
"A veces (la Federación) toma decisiones extrañas. En mi opinión, diez partidos es mucho. No sé si lo ocurrido fue peor que otras situaciones", señaló el italiano.
 
El entrenador del QPR, el inglés Harry Redknapp, indicó por su parte que ya se esperaba que la sanción contra Suárez resultara "feroz".
 
"Se veía venir que sería castigado con un martillo. Es una sanción bastante feroz, diez partidos, pero tiene que aprender. Va a ser difícil para Brendan (Rodgers)", afirmó Redknapp.